¿Qué nos pueden enseñar la serpiente y la paloma?

¿Qué nos pueden enseñar la serpiente y la paloma?

Por

66005025_n4

La joven Shantell Ullah, de 20 años, vive en Normanton, interior de Inglaterra, vivió momentos difíciles al casi perder a su bebé, recién nacido. Ella fue atraída por una página (falsa) en Facebook que ofrecía ropa de bebé y algunos premios.

La madre fue contactada por los supuestos administradores de la página, informando que ella había sido registrada por un amigo y que había ganado un premio de 300 libras (USD 434.66) en ropa de bebé; sin embargo, para recibirlo, necesitaba llenar un formulario con sus datos. Shantell, sin desconfiar, informó la dirección de su residencia.

Días después, ya en su casa, luego de dar a luz a su bebé, recibió la visita de una joven formalmente arreglada informando que era una asistente social y que después del parto ella había firmado un término autorizando que la misma fuera a buscar al niño para hacerle algunos exámenes. La joven se lo llegó a dar a la supuesta asistente, pero se dio cuenta de que algo estaba mal y tomó al bebe nuevamente, diciendo que no dejaría que se lo lleven.

Su intuición materna parece haber funcionado. Al contactar al policía, Shantell descubrió que se trataba de un plan hecho por dos adolescentes para secuestrar a su hijo. Uno de ellos, una joven, que fingió estar embarazada y ahora necesitaba un bebe para alegar que era su hijo. A través de la página falsa observaron madres con bebés dentro del perfil que necesitaban y así intentaron el golpe.

“Es como algo salido de una película de terror. Yo todavía no puedo creer que haya sucedido esto. Ellos me observaron durante meses en el Facebook, probablemente durante todo mi embarazo, antes dar el golpe”, se descargó la madre en el diario inglés The Sun, agregando que, por ser joven, tiende a confiar y no esperaba que alguien intentaría robar a su hijo.

El equilibrio

Usted ya debe haber visto a una serpiente (aunque sea por televisión) y una paloma (esa es más fácil de encontrar en las plazas y no intimida a nadie). Fueron esos dos animales tan diferentes que el Señor Jesús usó para aconsejarnos sobre dos virtudes esenciales para mantenernos protegidos de las maldades ajenas:

“Sed, pues, prudentes como serpientes, y sencillos como palomas.” Mateo 10:16

Para entender mejor lo que el Maestro quiso enseñar, vamos a analizar cada una de las virtudes y los respectivos animales.

La serpiente es un animal extremadamente prudente. Usted no la ve por ahí. Generalmente su ataque sucede sin que la víctima perciba su presencia. Ella observa bien todo a su alrededor. Ella evita exponerse al peligro. Es precavida.
Por el contrario, la paloma es inofensiva. No le hace mal a nadie. Es capaz de posar enfrente de un león sin darse cuenta del peligro.

Por eso el equilibrio entre esas dos características es necesario. Usted debe ser inofensivo, pero también prudente.

Si usted es solo simple, o sea, ingenuo como la paloma, sufrirá daños:

“El avisado ve el mal y se esconde; mas los simples pasan y reciben el daño.” Proverbios 22:3

No se deje llevar por todo lo que dicen. Observe, pregúntese y, en la duda, no vaya, no hable, no vea, no escuche y no haga. Busque siempre la protección del Altísimo para librarlo de todo el mal, pero no se olvide de que la vigilancia viene siempre antes de la oración, siempre (Mateo 26:41)

Comparta este mensaje en sus redes sociales.