¿Qué le falta para cambiar de vida?

¿Qué le falta para cambiar de vida?

Por

IMG_2906.690x460

¿Qué le falta para que cambie su vida, deje atrás los problemas que ha enfrentado y parta hacia las conquistas que le esperan?

En una reunión realizada en la ciudad de Porto, en Portugal, el obispo Edir Macedo explicó la principal actitud que debe tomar la persona que necesita cambiar de vida:

“Su vida cambia cuando su cabeza cambia. Mientras que usted no cambie su cabeza, su vida no cambiará. Y nada mejor para cambiar nuestra cabeza que la Palabra de Dios, los pensamientos de Dios.”

Según el obispo, cuando cambia su forma de pensar a una forma de pensar que está de acuerdo con lo que Dios espera, usted deja de depender de otras personas y comienza a depender solamente del Señor. En esa sociedad, es Él quien dirige su pensamiento hacia a la victoria.

¿Quiere ver la explicación completa del Obispo Edir Macedo? Continúe leyendo lo que el obispo enseña, y luego, compártalo en sus redes sociales para que sus amigos y familiares también conozcan el camino a seguir:

“Porque su vida cambia, cuando su cabeza cambia, mientras que no cambie su cabeza, su vida no cambia. Y no hay nada mejor para cambiar nuestra cabeza que la Palabra de Dios, los pensamientos de Dios.

No hay nada más útil, nada más valioso, más glorioso que la Palabra de Dios para cambiar nuestra cabeza. Si usted cambia su pensamiento de acuerdo con el pensamiento de Dios, usted cambia su vida, ¡usted cambia su vida! ¡Es usted quien la cambia!

No la va a cambiar dependiendo de A, B o C, ni de iglesia, ni de pastor, ni de obispo, ni de quien sea; sino dependiendo de Aquel a quien le ha entregado su vida.

Cuando usted entrega su vida,constituye una sociedad con Dios, y en una sociedad con Dios, es Él quien dirige su pensamiento.

No sé si recuerda las palabras de aquel señor que dijo: “Dios habló conmigo. Las personas me decían:- Ah, vas allí para darle dinero a esos pastores, etc., etc., etc. Pero yo dije no, voy allí, voy allí”, porque Dios habló con él, ¿quién habló con él? Fue Dios, ¿quién es ese Dios? El Espíritu de Dios fue el que hizo eso.

El Espíritu del Altísimo es el que hace eso, el que opera en nosotros, el que nos da la dirección, sabiduría, instrucción, coraje. Es el Espíritu de Dios quien nos inspira. Una inspiración hace que usted sea exitoso con respecto a su condición económica.

Una pequeña inspiración, una pequeña palabra. Dios le da una palabra y usted restaura su vida. Económicamente obtiene mucho más de lo que pueda imaginar. Pero todo eso, todo lo que conquista, todo lo que nosotros conquistamos, no es nada, solo es un grano de arena, porque todo queda por ahí.”

Usted también puede descubrir como transformar su vida en la Reunión de los Hijos de Dios, que se realiza todos los miércoles, en la Universal. Participe y desarrolle la sociedad con Dios que guiará su pensamiento.