Qué buen humor, ¿no?

Qué buen humor, ¿no?

Por

¿Usted tiene buen humor? Esperemos que si. Convivir con personas con buen humor es bueno, pues ellas suelen ser cautivantes y también traen alegría, principalmente si están en el ambiente de trabajo. El buen humor es una señal de inteligencia, pues pasar por una situación mala y lograr manejarla no es trabajo para cualquiera.

Estar en un lugar silencioso o trabajar con una seriedad exagerada no le gusta a nadie, es necesario sonreír. Un estudio reciente realizado por la Universidad de Maryland, en Estados Unidos, afirma que una reírse con ganas es el mejor de los remedios para aliviar problemas, pues, al sonreír, el cuerpo produce y libera endorfina, una sustancia química que ayuda a disminuir el dolor y contribuye a la buena salud del corazón.

Según la revista “Forbes”, empresas de varios segmentos buscan contratar a personas que tengan buen humor, pues eso aumenta el rendimiento del equipo. Como dijo el filósofo griego Aristóteles, “El placer en el trabajo perfecciona la obra.” Aristóteles.

Siga estos consejos para ser una persona con buen humor:

– Elimine el mal humor: ser feliz y alegre aleja los malos pensamientos. Eso puede causar un cambio en el ambiente de trabajo y también en las personas que están cerca.

– Sea armonioso: el alegre promueve la unión entre las personas, haciendo que busquen el mismo objetivo.

– Tenga pensamiento creativo: la creatividad surge en distintas situaciones incluso en las más inusitadas.

– Sea seguro: el buen humor ayuda a establecer la confianza entre las personas. Entonces, confíe en usted, y, si siente alguna dificultad, ore a Dios y pida Su ayuda. Sus temores huirán.

El corazón alegre hermosea el rostro;?mas por el dolor del corazón el espíritu se abate. Proverbios 15:13