¡Qué bendición ser odiado!

¡Qué bendición ser odiado!

Por