Profesiones de la Biblia: médico

Profesiones de la Biblia: médico

Por

La lluvia alcanza a la isla de Malta. Al pisar en las nuevas tierras, el evangelista Lucas siente el frío de los vientos que cambiaran. Los habitantes del lugar encienden una fogata para que los visitantes encuentren calor. Entonces, Publio, que es el líder del pueblo de Malta, los invita a hospedarse en su vivienda durante 3 días.

En la casa del anfitrión, Pablo y Lucas conocen al padre de Publio, que está enfermo y guardando reposo. Al entrar para verlo, Lucas observó el estado de salud del cuerpo acostado y concluyó que sufría con fiebre y disentería (Hechos 28:8). Pablo se acercó y oró por el enfermo, quien fue curado.

Esa no es la única vez en la Biblia que Lucas logra diagnosticar una enfermedad. Conocido como el médico amado (Colosenses 4:14), en otra ocasión, cuando Jesús curó a la suegra de Pedro, Lucas explicó que ella padecía una fiebre muy alta (Lucas 4:38).

La medicina al principio de las civilizaciones

La medicina es una de las áreas profesionales más antiguas de la Humanidad. Los primeros  informes médicos fueron experimentos registrados por Hipócrates, quien vivió entre los años 460 y 377 antes de Cristo (a.C.), en la Grecia Antigua. Sin embargo, poco se entendía del cuerpo humano. Para los griegos de ese período, las enfermedades eran consecuencias del desequilibrio en los líquidos presentes del organismo, y muchas explicaciones no lograban comprobarse.

Cuando Roma comenzó su desarrollo, muchos griegos se mudaron, con el fin de perfeccionarse en los conocimientos y las técnicas de la medicina. Uno de ellos fue Claudio Galeno, que contribuyó mucho con el modelo anatómico de aquel período, muy utilizado por otros estudiosos.

Aunque los griegos y romanos tenían fama de ser grandes pensadores de la ciencia, según el libro “Odisea” de Homero, los egipcios eran los que se destacaban por el gran conocimiento sobre la medicina. Prueba de eso son los complejos procesos de momificación que realizaban.

Existen indicios arqueológicos que revelan la afirmación de Homero. En el sitio arqueológico de Abusir (mapa abajo) – cercano a Saqqara, al sudoeste del Cairo, en Egipto – se encontró la momia de un médico llamado Qar, y, en su sarcófago, junto a la momia, los instrumentos quirúrgicos de bronce que utilizaba.

Todo indica que era un médico cercano al faraón de la 6ª dinastía, y que vivió hace 4 mil años. El cementerio donde fue encontrada la momia tiene 21 metros por 14 y paredes construidas en piedra, con 4 metros de alto.

La medicina en la antigüedad para el pueblo de Dios

Siempre, desde el principio de los tiempos, la medicina se segmentó, contando con especialistas para cada área.

Cuando las mujeres hebreas daban a luz, por ejemplo, se contaba con las parteras (Éxodo 1:16), que las auxiliaban. Ellas eran especialistas en obstetricia, y aun cuando el pueblo de Dios permaneció esclavizado en Egipto se ejercía la práctica de esa actividad.

No obstante, los hebreos tenían la característica de confiar más en Dios – en la cura para las enfermedades – a causa de las promesas que Él le hacía a Su pueblo. “… Y dijo: Si escuchas atentamente la voz del SEÑOR, tu Dios, y haces lo recto delante de sus ojos, das oído a sus mandamientos y guardas todos Sus estatutos, ninguna enfermedad de las que envié sobre los egipcios traeré sobre ti, porque Yo soy el SEÑOR, tu Sanador…” (Éxodo 15:26).

En aquella época, también tenían conocimiento de los remedios que podían extraerse de las hojas de plantas específicas (Ezequiel 47:12).

La medicina en la actualidad

Una de las ciencias que más se desarrollaron con el pasar de los siglos fue la medicina. Existe, por ejemplo, la física médica, un área de la física que contribuyó mucho en la elaboración y perfeccionamiento de equipamientos para tratamientos y diagnósticos. Uno de ellos es la radioterapia, que es el tratamiento oncológico con radiación; otro, es la radiografía, chapas que permiten visualizar los huesos del paciente u objetos extraños, localizados en diferentes partes del cuerpo humano.

 Otro instrumento muy importante fue el microscopio (foto), creado por Zacharias Janssen, en el siglo 16, quien posibilitó el estudio y la comprensión de las bacterias y virus, debido a que ampliaba el tamaño de los objetos analizados. Eso proporcionó maneras de combatir enfermedades originadas por microorganismos.

Actualmente, el curso de medicina estudia especialidades como anatomía (estudio de la estructura física de los organismos), cirugía cardiovascular (procedimientos quirúrgicos para el corazón), citología (estudio de las células), embriología (estudio del desarrollo de los organismos por medio de las gametos), epidemiología (estudio de enfermedades que se desarrollan en grandes cantidades en la población), farmacología (estudio de remedios y sus efectos para el cuerpo humano), entre muchas otras áreas relacionadas con la salud de los seres humanos.