Privacidad en el matrimonio

Privacidad en el matrimonio

Por

La imagen de al lado es un “meme” (algo gracioso que se difunde por internet). La gracia aquí está en la desesperación del muchacho al saber que su novia está queriendo ver su celular. Lo curioso es que, cuanto más se identifican con la situación, más graciosa suele parecerles el chiste. Es decir: casi todos los que se ríen de la imagen de al lado, en realidad, se desesperarían tanto como el fotografiado al tener su celular “confiscado” por el novio o el cónyuge.

Hoy en día, la sociedad demuestra que “es normal” e incluso incentiva a las relaciones más íntimas a través de redes sociales y servicios de internet. Es común, por ejemplo, mandar “fotos desnudas”, intercambiar “mensajes calientes” y otras cosas, incluso cuando la persona está comprometida. Y quien hace eso, para “proteger” el secreto, apela a la privacidad.

“No existe privacidad en un matrimonio”, afirma el escritor Renato Cardoso, autor del libro “Matrimonio Blindado”. “Si usted quiere su privacidad, entonces no se case, váyase a vivir solo.”

De acuerdo con Renato, impedir que la pareja vea los contenidos de su celular es un error gravísimo en la relación, que puede llevarla al fracaso. Esto se debe a que quien hace eso no entendió que una relación sentimental exige compromiso y total transparencia.

“Si usted está casado, su cónyuge tiene el derecho de acceder a su celular, a su computadora, a su cuenta bancaria, a sus calzoncillos sucios y a todo lo demás en su vida”, afirma Renato. “Y, si usted esconde algo, es porque no entiende nada del matrimonio o tiene algo que temer. Entonces, termine con la payasada de la privacidad dentro del matrimonio, porque eso no existe.”

Los celos

Otro problema es la necesidad de saber todo lo que el otro hace en las redes sociales. Los celos están presentes en muchas relaciones y, la mayoría de las veces, no es saludable. El exceso de celos indica un problema, que necesita ser resuelto con urgencia.

“Obviamente cuando los celos tienen razón de ser, cuando la pareja está causando celos por alguna actitud equivocada, entonces eso indica una falla en la relación”, aclara Cristiane Cardoso, autora del libro “Noviazgo Blindado”. “Digamos que la pareja esconde el celular, oculta la contraseña del celular, no da información hacia a dónde está yendo, o, digamos, que él está teniendo un comportamiento equivocado hacia otra persona, lo que le genera celos a la pareja. Entonces hay una falla.”

Incluso si el causante de los celos no tiene la intención de despertar ese sentimiento en su pareja, él necesita rever su comportamiento para que la relación se tranquilice y se eviten las peleas.

Otra hipótesis es que la persona se comporte muy bien, pero, aun así, sufra por los celos de su compañero. En ese caso, es posible que el celoso tenga un problema de autoestima.

“Cuando la persona no se valora, no tiene esa autovaloración, necesita la valoración exterior, la valoración de otras personas, principalmente del marido, de la esposa”, aclara Cristiane. “Cuando ella no tiene esa valoración, no tiene toda esa atención, siempre estará insatisfecha, nunca logrará sentirse valorada. La pareja hasta puede valorarla, puede incluso darle atención, pero en el minuto en el que se da vuelta un poquito, el celoso ya cree que no está teniendo lo suficiente.”

La baja autoestima genera inseguridad, lo que se transforma en celos enfermizos.

De todos modos, ese sentimiento debe analizarse para que la pareja encuentre su raíz y, entonces sí, resolver el problema.

Si usted necesita aprender a controlar los celos o lidiar con la privacidad dentro de la relación madura, participe de la Terapia del Amor, que se realiza todos los jueves a las 10, 16 y 20h, en la Universal de Almagro, Av. Corrientes 4070 o vea aquí las direcciones donde se lleva a cabo la terapia.

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games