Presa de una pasión

Presa de una pasión

Por

“Cuando tenía 23 años, me involucré con un muchacho de 15 años. Él comenzó a coquetear conmigo y no me pude resistir mucho tiempo. Terminé saliendo con él y desde entonces me enamoré. Decidí terminar nuestro noviazgo porque a su madre no le gustaba nuestra relación debido a la diferencia de edad, entonces no quise crear más problemas. Sólo que desde esa ruptura, mi sentimiento por él  aumentó, y lo vi crecer y ponerse de novio con otras. Mientras tanto yo sufría.

Sé que él me amaba y me ama mucho, siempre me lo dijo. Quedé embarazada, tuve a mi hija, pero nunca nos olvidamos uno del otro. Ya pasaron cuatro años, yo me separé, y siempre nos hablábamos por teléfono y por MSN. Ahora conocí a otra persona y me casé de nuevo. Pensé que me había olvidado de él, creí que sería feliz con otro hombre – y llegué a serlo -, pero ¡no logro olvidar a ese muchacho!

Ahora tiene 20 años. Yo volví a hablar con él, mi corazón está por explotar de tanto que lo extraño y lo deseo, pienso en separarme todos los días. Nuestro amor fue muy bonito, nadie duda de eso. Después de que nos separamos la madre incluso comenzó a hablar conmigo. Yo quería saber qué hago. No aguanto más ¡ayúdeme! ¿Este amor será verdadero, yo estaré casada con la persona equivocada, podría ser que mi lugar sea estar su lado?”

Respuesta:

Amiga, en sus últimas preguntas, podemos darnos cuenta que usted quiere volver con el muchacho. Usted no habló en ningún momento de su actual marido, aquel que la escogió para que sea su esposa, aquel que decidió ser el padre de su hijo. A raíz de ese muchacho del pasado, usted se olvidó de su actual muchacho, según sus propias palabras, la hizo feliz.

Lo que usted siente por ese muchacho, 8 años más joven que usted, es un sentimiento ilusorio. Todo ese sentimiento está basado en una breve experiencia  que usted tuvo con él en el pasado y en conversaciones inadecuadas que intercambiaron a lo largo de los años. Si él tiene una relación y aun así vive diciendo que la ama, su carácter es cuestionable. Incluso, el suyo también.

Si usted no se define, va a perder hasta lo que tiene. Deje esa ilusión en el pasado amiga, eso no es amor ¡ni aquí, ni en la China! Amor es cuando ustedes ya están casados y, con los años, logran adaptarse, aun en medio a muchas diferencias. Eso que usted dice que es amor es una pasión que va a llevarla a un final infeliz. Escriba lo que le estoy diciendo.

(*) Respuesta extraída del blog Cristiane Cardoso