¿Por qué tener enfoque?

¿Por qué tener enfoque?

Por

Una de las cosas que, muchas veces, le faltan al empresario para alcanzar el éxito es el enfoque. Muchos empresarios desarrollan una idea, consiguen los recursos pero, frente a las dificultades, no llevan el proyecto adelante, pues le falta esa actitud.

Aunque parezca siempre cómodo atribuirle la responsabilidad por la adversidad de la falta de dinero o de tiempo, tal vez la mejor salida sea asumir los errores e intentar de nuevo, de una forma diferente.

¿De dónde viene el éxito?

Muchos profesionales talentosos se pierden por la falta de enfoque:  algunos no tienen una estrategia, otros no si interesan en desarrollar sus habilidades y otros aún no saben trabajar con dedicación. Para encaminar su éxito es importante planificar los pasos que pretende dar y mantener el enfoque en la trayectoria.

Para la psicóloga y consultora organizacional Meiry Kamia, el éxito es algo que viene de adentro. “El resultado concreto es nada más que el desarrollo del potencial intangible, que es algo que no se puede ver, pero que está allá, como motivación, disciplina, fuerza de voluntad y enfoque”, afirma.

De acuerdo con la consultora, el empresario debe establecer la prioridad de lo que quiere. “Tome en consideración que muchos objetivos pueden dispersar el enfoque y la energía para sus realizaciones. Transfórmelos en metas; especificando qué, cómo, cuándo y por qué.”

Consejos eficaces

Para la especialista, es posible comenzar con metas y prácticas simples para ganar confianza: “Evite quedarse dando vueltas en la cama después que el despertador suene y no deje ciertas tareas del día a día para más tarde. Si la meta es obtener nuevos comportamientos, como ser organizado, prospectar nuevos clientes o ser más simpático, elija un ejemplo a seguir. Observe la actitud de otras personas e intente practicar las acciones que usted admire.”

Otro consejo es comprometerse con sus metas. “Divúlgueselas a sus amigos. Al declararlas, usted pone su autoestima en jaque. Si hace lo que prometió, tendrá más respeto y admiración. La recompensa positiva lo motivará a hacer lo declarado.”

No darle chance a la pereza es otra medida a ser tomada. “La disciplina requiere el cumplimiento de lo que fue planeado. Eso significa que no se puede cambiar de idea ni estar en todos los lugares al mismo tiempo.

Aprenda a seleccionar. Renuncie a lo que no es esencial”, resalta Meiry. La consultora también recomienda que el empresario aprenda a controlar sus emociones. “Muchas veces, nos dejamos llevar por la voluntad o el deseo por algo que no tiene nada que ver con nuestras metas.”

En consecuencia, el obispo Jadson Santos, responsable por el Congreso Empresarial en la Universal de la Avenida João Dias, en São Paulo, subraya que, entre el comienzo de una jornada empresarial y un objetivo, hay un puente: “Es nuestra fe. Sin embargo, si esa fe fuese emotiva, en el medio del camino ese puente se quebrará.”

Para enfrentar cualquier adversidad, el obispo aconseja que la fe debe ser consciente. “Si la persona tiene una fe inteligente, puede enfrentar lo que sea que el puente no se quebrará. Seguirá hacia adelante y será osada, pues la fe que ella posee no es del corazón, es de la mente. Y eso es lo que hace toda la diferencia.”

Participe del Congreso para el Progreso, todos los lunes, a partir de las 8, 10, 16 y principalmente a las 20 horas, en Avenida Corrientes 4070 – Almagro -. También puede buscar una Universal más cercana a su hogar, haciendo clic aquí.

[fotos foto=”Thinkstock”]

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games