¿Por qué es necesario temer a Dios?

¿Por qué es necesario temer a Dios?

Por

Hay personas que asocian la palabra temor al miedo. Pero no hay que olvidar que sin esa consideración a Dios, es imposible mantener la salvación. La lucha entre la carne y el espíritu es una realidad que se da en la vida de todos los cristianos. Sin embargo, el que vence es quien está afirmado en la ley del Espíritu y no en la de los hombres.

Cuando Jesús dejó sus enseñanzas fue claro: “Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte. Porque lo que era imposible para la ley, por cuanto era débil por la carne, Dios, enviando a Su Hijo en semejanza de carne de pecado y a causa del pecado, condenó al pecado en la carne; para que la justicia de la ley se cumpliese en nosotros, que no andamos conforme a la carne, sino conforme al Espíritu.”, (Romanos 8:2-4).

El Obispo Macedo explica en su blog que quien teme, ama y respeta: “Solamente el temor al Santísimo Dios Altísimo es capaz de frenar los impulsos del pecado. El Espíritu de Dios ha capacitado a Sus hijos para tener una conducta íntegra, temerosa y ellos huyen del pecado”.

El error

Muchas personas se acomodan y dejan enfriar su fe: “En la falta de temor, la persona no logrará mantenerse íntegra ante la facilidad de corromperse. No resistirá los placeres ilícitos y no mantendrá su corazón limpio delante de las injusticias, las traiciones y las calumnias”, observa el Obispo.

¿Cómo actuar? La respuesta es simple, pero exige fuerza de voluntad, porque es necesario buscar a Dios diariamente. Debe hacerlo por medio de oraciones, ayunos, propósitos y asistiendo reuniones en la Iglesia. El Señor debe estar siempre en primer lugar. Temer a Dios es una de las demostraciones del amor y entrega que un ser humano tiene para con Él. Por medio del temor, el cristiano, se vuelve un hijo verdadero, que sabe valorar Su misericordia.

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games