Pied-de-poule en el invierno

Pied-de-poule en el invierno

Por

¿Usted conoce el pied-de-poule? La palabra parece un poco extraña, pero se trata de la estampa que resurge con todo en este invierno. Es el resultado del entrelazamiento de dos hilos de la trama que forma un estampado a cuadros minúsculo con el formato de pata de gallina, (traducción del término francés pied-de-poule). El diseño surgió en Francia en el siglo XIX, inicialmente destinado a la ropa masculina urbana. Gracias a esa popularidad, llamó la atención de la nobleza británica, a finales del siglo XIX y comienzo del siglo XX. El Duque de Windsor fue la primera celebridad en utilizarlo.

Puede afirmarse que la estampa es prácticamente un clásico. Ya tuvo sus momentos de gloria y fama, pero nunca quedó totalmente alejada de la moda. Y, en estos días de bajas temperaturas, promete destacarse con fuerza extra, ganando un empujoncito de la onda del tradicional negro y blanco que el mundo fashion vive hace algunas estaciones.

Extremamente elegante, el patrón normalmente es asociado al invierno y a los tejidos pesados. Hoy, sin embargo, ya no existen excepciones para usar el pied-de-poule, considerado un comodín de la moda. Presente en accesorios y objetos de decoración, la estampa también aparece en la versión conocida como “pied-de-coq” (pata de gallo, en francés), donde la estampa a cuadros es más grande. Aprenda a usarla, ya que siempre está a la moda.

Look para trabajar

Los modelos clásicos son los más recomendados. El visual puede ser armado con un look negro y lo destacado debe estar por parte del accesorio con la estampa hit del invierno. El pantalón de vestir negro también es una buena opción.

Look más simple

El momento pide ropa más cómoda. Por eso, la combinación de un básico jeans blanco y un saco pied-de-poule, forma una imagen linda y desprendida. El estampado minúsculo también puede ser usado con shorts, polleras y leggings.

¿Más o menos?

Para las mujeres más discretas, lo ideal es usarlo en los accesorios, como pañuelos o carteras, que dan elegancia sin llamar la atención. Para las más osadas, armar un look con prendas de la misma estampa y con colores vibrantes está permitido.

Vale recordar que el pied-de-poule combina con cualquier biotipo. Por su parte, el print pied-de-coq da más volumen y alarga la silueta, por eso cuidado a la hora de utilizarlo.