Personaliza la decoración de tu hogar

Personaliza la decoración de tu hogar

Por

Personalizar tu hogar consiste en añadir toques finales a la decoración de tu casa después de haber pintado las paredes y colocado los muebles

Si el mobiliario es exactamente lo que imaginabas para la habitación, lo más probable es que no se sentirá completa sin algunos accesorios bien situados que complementen toda la sala. Ten en cuenta el estilo, los colores y el tema de la sala a la hora de elegir qué tipo de accesorios agregar.

1. Cuelga obras, cuadros o espejos en las paredes. Elige piezas que contengan colores, temas, o contenidos similares a la habitación en la que van a ser colgadas. Por ejemplo, una sala de estar contemporánea decorada con paredes color marrón chocolate, bordes y muebles blancos, podría tener una imagen de una mesa blanca con un jarrón de color verde lima y una sola flor blanca. Cuelga dos o tres imágenes entre medianas y grandes juntas, o una agrupación de pequeñas imágenes, al nivel de la vista desde una posición de pie o sentado.

2. Utiliza lámparas de pie o lámparas de mesa para iluminar rincones oscuros de la habitación. Elige lámparas que complementen la decoración. Por ejemplo, usa lámparas antiguas con diseños florales pintados a mano para un salón estilo victoriano o un dormitorio.

3. Sitúa un grupo de velas en la mesa de café, una mesa auxiliar, mesa de noche, repisa de chimenea o un estante. Tres velas pilares o votivas agrupadas juntas suavizan el cuarto al tiempo que añaden ambiente. Elije velas perfumadas o de color para el efecto que desees.

4. Despliega una colección de adornos, cuadros, estatuas, jarrones u otros artículos preciados. Crea un grupo de elementos similares con diferentes alturas, anchos o texturas para que se vean bien juntos y al mismo tiempo creen equilibrio e interés. Por ejemplo, si tienes una colección de varios globos de nieve o de pequeños recuerdos de unas vacaciones, muéstralos juntos. Cada elemento debe ser claramente visible dentro del grupo, caso contrario tienes demasiados elementos.

5. Dale vida a la sala con plantas o ramos de flores. Elije plantas o flores artificiales si no se te da bien cuidarlas o no quieres preocuparte por el mantenimiento. Utilízalas para introducir color y “vida” en la habitación.

6. Incluye textura en tus accesorios. Logra esto con una alfombra de un color neutro para una habitación moderna, o una alfombra con un diseño interesante en una habitación sencilla. Arregla las sillas, un sofá o la cama con cojines de diferentes tamaños y colores. Coloca una manta en un mueble donde sea fácil de agarrar cuando haga frío y hará que la habitación parezca más acogedora y confortable. Asocia cualquier color o patrón llamativo, o usa tonos suaves y apagados en las cortinas, como el toque final.