Perdió la libertad por una obsesión

Perdió la libertad por una obsesión

Por

Un caso que puede ser uno de los mayores registros de persecución pasional de los Estados Unidos, conmocionó a los estadounidenses en el final del año pasado. Linda Murphey, de 28 años, no soportó la ruptura de su relación con William Ryans y cometió una locura. Durante una semana, ella vivió con un único objetivo: reconquistar a su ex novio a cualquier precio.

La obsesión de reanudar el noviazgo llegó a tal punto que la joven realizó 77.639 llamadas telefónicas a Ryans durante ese período. Además le envió 1.937 e-mails, 41 mensajes de texto y 647 letras de canciones para llamar la atención de su ex.

Para eso, se quedó sin dormir durante siete días seguidos, consumió una gran cantidad de bebidas energéticas y anfetaminas. Muy molesto por la persecución, Ryans necesitó la ayuda de la justicia para enfrentar la situación. Linda fue arrestada en la ciudad de Albuquerque, en el estado del Nuevo México, en los Estados Unidos.

Según los abogados de Ryans, Linda necesita recibir tratamiento médico y mantenerse bien lejos de su ex.

Sin límites

Con su actitud, Linda terminó perdiendo definitivamente lo que tanto quería. La obsesión solo la alejó aún más de una relación saludable. Ahora tras las rejas y en tratamiento psicológico, tardará en encontrar un nuevo amor. Muchos pueden decir que amó demasiado, pero Linda tuvo un típico comportamiento de obsesión compulsiva. Dejó de trabajar, comer y vivir para intentar de todas las maneras, recuperar lo que perdió.

Por dejar de lado al respeto propio y, en este caso, hasta la sanidad, Linda demostró ser frágil e insegura.

Lo que llama más la atención – y confirma que el acto fue el resultado de una obsesión – es que ellos estaban juntos hacía solo tres semanas. En un tiempo tan corto, ella hizo de su novio su razón de vivir, poniendo todas sus expectativas en la relación.

La joven fue capaz de olvidarse de sí misma y perdió su propio valor. Lo que ella no entendió, pero que usted está teniendo la chance de aprender, es qué, antes de comenzar una relación, es necesario sentirse pleno y feliz. Nuestra vida no debe girar alrededor de otra persona. Amarse a sí mismo es cuidar la relación, porque solo alguien que sabe valorarse conoce el amor verdadero.

Para aprender como librarse de estos males participe todos los domingos a las 15 h de una reunión especial que le enseñará cómo debe actuar. Participea en la Universal de Av. Corrientes 4070, Almagro, Cap. Fed., Argentina.

Encuentre otras direcciones ingresando en: https://www.universal.org.ar/site/direcciones.