Participe del evento contra la violencia doméstica, este sábado 26

Participe del evento contra la violencia doméstica, este sábado 26

Por

Grupos de la IURD se movilizan en pro de las mujeres que sufren o sufrieron algún tipo de abuso

Para celebrar el Día Internacional del Combate a la Violencia contra la Mujer (25 de noviembre), los grupos Sisterhood y Mujer V se movilizarán realizando una caminata inédita en defensa de mujeres que sufren o que sufrieron en el pasado algún tipo de abuso. El evento tendrá lugar el sábado 26, en todo Brasil y en muchos otros países. Buenos Aires también se unirá a ayudar a las mujeres víctimas de violencia.

En San Pablo y en Buenos Aires el día comenzará con una caminata a las 9 de la mañana. El evento fue pensado por la escritora y consejera Cristiane Cardoso quien realizará el encuentro en Brasil. En Buenos Aires, el encuentro dará comienzo a las 16 hs. en Av. Corrientes 4070, Barrio de Almagro.

La charla contará con el relato de mujeres que atravesaron el dolor de la violencia doméstica y lo superaron; y tendrá la presencia de profesionales especializadas en el tema, que explicarán sobre los derechos de la mujer en esas condiciones; las asistirán y darán la información necesaria sobre el tema.

Invitamos a todas las mujeres que pasaron o están pasando por algún tipo de abuso y a aquellas que apoyan esta causa contra la violencia a la mujer.

“Ya que sufrió este mal y este mal quiere destruir el resto de su vida, es hora de que usted ponga un punto final, reaccione, lo venza y pruebe que su vida no depende de lo que sucedió. ¡Levántese amiga! ¡Por todo lo que usted pasó, logrará realizarse en la vida!”, expresó Cristiane Cardoso.

Para quienes están fuera de los puntos mencionados, pero quieren participar de la campaña, basta entrar en contacto con  http://www.godllywood.com/es.

Marina Teixeira, de 39 años, secretaria ejecutiva, dice que sufrió agresiones constantes de su ex marido aproximadamente 6 años, hasta convertirse al Señor Jesús y decidir dar un basta a esa situación. Hoy, está casada nuevamente, con una persona que la ama y la respeta. Marina está ansiosa para que llegue el día del encuentro, para quebrar el silencio contra la violencia y compartir sus dolorosas experiencias. “Las mujeres no deben callarse, tienen que luchar contra eso porque  somos bolsas de boxeo. Yo lo sufrí y no quiero eso para nadie, porque sé cuánto angustia a nuestra alma”, finaliza.