Parejas celebran la unión en una noche especial

Parejas celebran la unión en una noche especial

Por

_KOK0831.690x460Ni vestido de novia, ni fiesta cara. El 24 de diciembre fue diferente para miles de parejas que decidieron consagrar su unión a Dios o confirmar sus votos en la “Celebración de los Casamientos”. Tan solo en San Pablo, más de 500 parejas participaron del evento. En otras localidades de Brasil donde se realiza la “Terapia del Amor” se consagraron 1782 uniones ese mismo día. El número es cinco veces mayor al registrado el año pasado:344.

En el Templo de Salomón, la consagración la realizó Renato y Cristiane Cardoso, conductores del programa “La Escuela del Amor”.

La responsable por el sector Casamientos de la Universal, Simone Fontella, atribuye el crecimiento del número de parejas a la comprensión del verdadero significado de la unión. “Creo que las personas entendieron que el casamiento no es solo un vestido de novia y una fiesta. El enfoque de la Celebración fue el juramento de uno hacia el otro delante del Altar.”

La deuda del amor

Durante la conferencia en el Templo de Salomón, Renato Cardoso destacó la importancia del amor verdadero. Basado en el capítulo 13 del libro de Romanos, él explicó el significado de la deuda del amor e indicó que todos los mandamientos podrían ser resumidos en la práctica del amor al prójimo. “Hay una deuda que las personas nunca terminarán de pagar. Esa deuda es la deuda del amor. No debáis a nadie nada, sino el amaros unos a otros (Romanos 13:8-9). Nosotros tenemos esa deuda con Dios”, afirmó. Él agregó que la deuda se puede pagar de una manera simple. “¿Cómo podremos pagarle todo lo que Dios ha hecho por nosotros? Aunque no lo podamos pagar, Él espera que, con nuestras actitudes, continuemos practicando el amor para con Él y los demás. Esa deuda se paga con la práctica del amor diariamente.”

Cristiane Cardoso recordó que la distorsión del verdadero significado del amor ha fomentado el egoísmo en la sociedad, confundiendo a muchas parejas. “La Biblia dice que el amor no se termina. ¿Por qué? Porque ya que tenemos esa deuda de amor, nosotros estamos siempre dando amor. Pero hoy el mundo muestra un amor falso, un amor que se termina, que no debe nada a nadie. Si usted no aprende sobre el verdadero amor, nunca lo tendrá. El amor del mundo es recibir, usted tiene que recibir para hacer algo”, advirtió. A continuación, las parejas fueron adelante del Altar e intercambiaron algunas palabras. Muchos también se entregaron las alianzas.

Vida bendecida

_KOK0425.690x460Patricia Rossi, de 45 años, y Luis Carlos Rossi, de 47 años, (foto de al lado) se conocieron hace 30 años, cuando estuvieron de novios en la adolescencia. Después, se separaron y cada uno siguió su rumbo. En 2015, ya divorciados, se reencontraron. El nuevo noviazgo comenzó en la “Terapia del Amor”, en el Templo de Salomón, en agosto del 2015. Por eso, ellos no lo pensaron dos veces cuando supieron sobre la posibilidad de consagrar el casamiento en este lugar. “Luis conoció a Dios en el Templo de Salomón, por eso decidimos celebrar aquí nuestro reencuentro y el inicio de una vida bendecida”, cuenta Patricia, que frecuenta las reuniones de la Universal hace 20 años.

Luis añade que el casamiento en el Templo representa un recomienzo. “Patricia y yo decidimos hacer las cosas bien, siguiendo la ley de Dios. Cambié mi historia y gracias a Dios está saliendo todo bien.”

Ellos vinieron de lejos

_KOK0721.690x460Valéria de Cássia da Silva Sandri, de 31 años, y Thiago Sandri Soares, de 35 anos, (Foto de al lado) se pusieron de novios en julio de 2014. La celebración de su casamiento marca el inicio de una nueva etapa. “Nada como terminar el ciclo del noviazgo y comenzar el otro, del casamiento, en el mismo lugar. Renuncié a mi vestido de novia y a la fiesta por algo mucho mayor, que es la bendición que recibimos en el Templo. Estamos aquí con la certeza de que Dios va a bendecir nuestra unión”, dijo.

“Nuestra familia está muy feliz. La fe es una sola, el espíritu es uno solo”, resume Valéria, que es profesora de idiomas y pretende abrir una escuela en São Marcos (Río Grande do Sul, Brasil), donde vivirá con su esposo.

El novio está comenzando la vida de casado, pero sabe qué es lo que realmente importa. “Lo fundamental es tener un encuentro con Dios. Después, tenemos el compromiso uno con el otro.”