¡Oye, Marta!

¡Oye, Marta!

Por

“… Marta, Marta, afanada y turbada estás con muchas cosas. Lucas 10:41

¿Quién no ha escuchado hablar de la historia bíblica de las hermanas Marta y María?, a pesar de que ambas tuvieron la misma oportunidad de recibir al Señor Jesús en su casa, solo una aprovechó Su presencia y absorbió Sus enseñanzas.

Marta le abrió la puerta para que Jesús entrara, pero fue su hermana, María, quien se sentó a Sus pies y se quedó escuchando Sus enseñanzas. A Marta le molestó tanto la situación que cuestionó al Señor Jesús sobre la actitud de su hermana.

“… Señor, ¿no te da cuidado que mi hermana me deje servir sola? Dile, pues, que me ayude.” Lucas 10:40

Pero Jesús estaba enseñando y de Sus labios salía vida, era una Palabra que alimentaba, y María lo escuchaba atentamente. Durante el mensaje amigo transmitido el pasado jueves 19, por TV Universal y Red Aleluya, el obispo Edir Macedo les enseñó a los internautas y oyentes que al que absorbe las enseñanzas de Dios – como lo hizo María- la buena parte nunca le será quitada.

“María tuvo visión mientras que Marta, a pesar de ser la anfitriona de la casa, no logró ocuparse de las cosas de Dios, sino solamente de los quehaceres. Podemos ver en la historia bíblica, la representación de los dos tipos de personas cristianas. Existen aquellos que están preocupados por muchas cosas y aquellos que están preocupados por lo más importante, que es seguir las enseñanzas de Jesús.

Por eso, el ‘Ayuno de Daniel‘ es la oportunidad gloriosa para todas las personas que quieren recibir la mejor parte de Dios, que es el Espíritu Santo. Ese ayuno no es para cualquiera, ya que exigirá sacrificio, renuncia, y que todas las preocupaciones del mundo queden de lado. Ese ayuno es para los interesados, para los que tienen sed y hambre de Dios”, dijo el obispo.

Si usted desea ser como María y escoger la buena parte, participe, el próximo día 23 de setiembre, del ‘Ayuno de Daniel‘. Serán días para abstenerse de todo tipo de información no cristiana, del entretenimiento, de la televisión, de la internet, de los juegos, de la música, del cine, de las películas, de las novelas y de cualquier otro tipo de contenido, involucrándose solamente con temas que estrechen su relación con Dios.

Para más información, participe en una de las reuniones de fe de la Universal. En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en Av. Corrientes 4070, Almagro, o acceda desde aquí a las direcciones de todo el país, para conocer la Universal más próxima a su hogar.