Ojos en el premio

Ojos en el premio

Por

Muchas personas conocen la historia del profeta Daniel de la Biblia, pero no le prestan atención a un factor de suma importancia en su trayectoria: el enfoque que este hombre necesitó para cumplir con lo que Dios le encargó.

Lectores de varias generaciones saben que Daniel salió intacto de la famosa cueva de los leones. También saben que se resistió a las comidas y a los placeres reales ofrecidos. Pero no se ponen en su lugar para pensar que fue necesario tener mucha fuerza de voluntad y confianza de que Dios iba a proveer, ya que Él mismo le dio la misión, para seguir con el objetivo.

Y, ¿cuál era ese objetivo? Bueno, se sabe que la cultura de un pueblo se pierde con el tiempo cuando él está afuera de su territorio y sujeto a otras costumbres y leyes, como era el caso de los israelitas en Babilonia. Más allá de la cultura, Daniel debía ser el ejemplo vivo de que mantendría unido a Israel, incluso lejos de las murallas de Jerusalén: la confianza en Dios y el contacto continuo con Él.

Como en aquella época, hoy también es muy difícil que un hombre “mantenga” el enfoque, “mantenga los ojos en el premio”. Sin el objetivo intenso en la mente es fácil ceder a las distracciones y perder todo.

Piense bien: Daniel tenía a su disposición todos los magníficos manjares reales, pero fue fuerte para comer sus legumbres y mantener una dieta moderada y balanceada. En fin, estaba más saludable que los que participaron del gran banquete. Puede estar seguro que él también tenía a su disposición aquellas mujeres que eran usadas para satisfacer el deseo carnal de la nobleza babilónica, pero se iba a sus aposentos para orar y no perder la comunión con Dios. Daniel estaba en el palacio real, lugar de bailes, muchas fiestas y egos. El muchacho tenía todas las fiestas a su disposición, abundancia de comida, mujeres, estaba rodeado por los peores sentimientos de la raza humana… ¿Era muy diferente de lo que desvía a un hombre hoy, de ser una persona decente de verdad? ¡Claro que no!

Lógico, según la Biblia, las malas lenguas y los ojos envidiosos hicieron efecto: los administradores y sátrapas arrojaron al profeta al foso lleno de leones. Y justamente por estar enfocado, Daniel simplemente se quedó allí, parado en la cueva, y las fieras ni se dieron cuenta de su presencia. Dios estaba con Daniel porque Daniel también estaba con Dios, entregado, 100% concentrado. Así es como funciona. Usted, en su lugar, ¿saldría entero o se convertiría en la comida del felino?

Cuando los israelitas tuvieron de vuelta su libertad, aún era un pueblo con identidad propia, con su creencia aún activa en el Dios Único, en vez de ceder a los falsos dioses del cautiverio con sus muchas peticiones. Era una nación dispuesta a volver a su tierra y recomenzar con la misma fe. Y mucho de eso fue gracias a aquel muchacho que podría haber sido adoctrinado – para influenciar a los otros -, pero resistió, porque tenía el enfoque en el objetivo Divino.

Con el enfoque correcto, Daniel pudo resistir a las distracciones, a las tentaciones, a la pereza, al miedo y todo lo demás que era malo y que lo transformaría en cualquier cosa, menos en un hombre pleno de verdad. Nosotros hoy, en esta Era de la Información (útil e inútil) tan accesible, ¿realmente tendremos la mira certera en nuestros objetivos, sueños y proyectos? ¿o algo por el camino nos está distrayendo?

Determinación

En Busca de la Felicidad, película de 2006, está basada en la historia real de Christopher Gardner, que salió del fondo del pozo financiero y familiar y conquistó una posición envidiable. Pero, hasta llegar a ella, todo parecía impedírselo, en un ejercicio diario de enfoque, perseverancia y resiliencia. Con Will Smith.

Paso a paso

Es así, mi querido, no desviarse del objetivo es un esfuerzo diario, un cuidado constante. Cada etapa merece concentración integral. El Desafío #7 del IntelliMen da la dirección correcta para cada etapa de lucha por sus objetivos. Sepa más aquí.

Hoy en día el respeto es fundamental para que haya una buena relación interpersonal. Si usted es hombre y desea cambiar sus actitudes, el momento es ahora. Participe del proyecto IntelliMen y aprenda a ser un hombre mejor. Para más información sobre el grupo ingrese aquí.

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games