Nunca desista de sus sueños

Nunca desista de sus sueños

Por

Una joven francesa de 21 años cumplió el sueño de ser meteoróloga de una emisora después de promover una campaña en una red social, en la que pedía el apoyo de los internautas para alcanzar su objetivo.

Mélani Ségar tiene Síndrome de Down y estaba determinada a mostrarle a todos que ser diferente no la hace incapaz.

Después de recibir el apoyo de más de 200 mil personas, Mélani fue invitada por el canal francés France 2 para presentar el pronóstico del tiempo en uno de los telediarios de la emisora. La acompañó la periodista Anays Bedamir, que se admiró por el desempeño de la joven.

Vea a continuación el video de la presentación de Mélani:

Mélani demostró con su ejemplo que la realización de un sueño no depende de los factores externos o de terceros, sino, fundamentalmente, de creer en él, y que somos capaces de realizarlo, aunque nadie más crea en eso.

Todas las historias de superación son llamadas así justamente porque sus protagonistas no miraron sus limitaciones y no se preocuparon con lo que las personas a su alrededor pensaban o hablaban al respecto. Ellos creyeron y tomaron no una, sino varias actitudes para convertir su sueño en realidad. Ellas no desistieron en el primer intento. Además, no se dieron otra opción, más que alcanzar el objetivo.

No hay sueños imposibles, lo que hay son sueños olvidados por sus propios dueños. Y, en este caso, jamás serán realidad, ya que el principal interesado no hace nada para que suceda.

El Señor Jesús dijo: “…al que cree todo le es posible.” Marcos 9:23

Es necesario creer en sí mismo y, sobre todo, en Dios.

Dios nos capacita

Tal vez usted tiene un sueño, pero no se considera capaz de realizarlo. Se siente impotente frente a los obstáculos que tiene que superar para alcanzar ese objetivo.

Sepa que ese sueño fue puesto dentro de usted por el propio Dios, y si Él lo puso es porque le dará las condiciones de realizarlo. Como escribió el apóstol Pablo a los filipenses: porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad.” Filipenses 2:13

No se preocupe, pues Él conoce nuestras limitaciones, pero prometió que nos capacitaría:

“no que seamos competentes por nosotros mismos para pensar algo como de nosotros mismos, sino que nuestra competencia proviene de Dios” 2 Corintios 3:5

Moisés, cuando fue llamado por Dios para liberar al pueblo hebreo de la esclavitud de Egipto, tampoco se veía con condiciones para semejante responsabilidad. Pero Dios lo tranquilizó diciendo:

“Ahora pues, ve, y Yo estaré con tu boca, y Te enseñaré lo que has de hablar” Éxodo 4:12

Él le dice lo mismo a usted en este momento: “¡Ve, Yo estaré contigo!”

¿Le gustó el artículo? Compártalo en las redes sociales.

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games