Nuevo año, nueva vida, nueva identidad

Nuevo año, nueva vida, nueva identidad

Por


Cada seis meses la Universal, a través de la inspiración Divina realiza la Hoguera Santa. Es una oportunidad de acercarse a Dios, hacer un voto con Él, despojarse de todo por un propósito mayor. Es así que millones de personas a lo largo de 40 años han puesto su fe en acción y vieron a sus familias transformadas, han sido sanadas de enfermedades incurables, libres de los vicios e inclusive salieron de situación de calle para convertirse en empresarios exitosos.

En esta Hoguera Santa, los Pastores y Obispos viajaron a Jordania para llevar los pedidos de las personas que durante un mes sacrificaron espiritual y físicamente para lograr un cambio en sus vidas. El miércoles 20 a las 19 se realizó una reunión especial en la que se transmitió en vivo desde el Vado de Jaboc, el clamor de los Obispos y Pastores y el pueblo de Dios de la Universal pudo acompañar este momento único.

La transmisión comenzó puntualmente y el obispo Clodomir encabezó la primera oración, durante la transmisión se podían ver los pedidos de diferentes lugares del mundo. El Obispo pidió por los presentes diciendo que todos los que estaban escuchando sus palabras no estaban allí solo para oír una historia. Sino que los que se encontraban allí, habían sido llamados para tomar una decisión. En su oración también señaló que se encontraban en el lugar para ver la manifestación de Su gloria porque: “No aceptamos creer en un Dios tan grande, con tanto poder y vivir una vida que no condice con esa grandeza. Continuó diciendo: “Aquí estamos para luchar esta madrugada contigo por el cambio de vida de este pueblo, para que ellos puedan decir que vieron a Dios cara a cara en este lugar y que sus almas fueron salvas, que puedas manifestarte ¡Oh Dios!”. El obispo Francisco, también realizó un clamor, a través de un llamado teléfonico desde el Vado y llamó a todos los presentes a que se acerquen al Altar para realizar una nueva oración. También, realizó la Santa Cena y las personas pudieron buscar el Espíritu Santo, para que así pudieran convertirse en la propia bendición.

Millones de personas, una misma fe

El Vado de Jaboc fue el lugar elegido para la Vigilia que realizaron Obispos y Pastores de todo el mundo. Ellos oraron en favor de las millones de personas que pusieron la fe en acción, sacrificando en el Altar de Dios.
Durante un mes, la Universal estuvo en la fe de dejar de ser Jacob, es decir terminar con una vida signada por el sufrimiento y toda clase de problemas; para convertirse en Israel, en la propia bendición.

Antes del viaje se reunieron los pedidos. Los Obispos y Pastores recorrieron miles de kilómetros para llegar al Vado. Durante la transmisión millones de personas pudieron ver sus pedidos representados con la bandera de sus países. Fue un momento único, ya que el Espíritu de Dios confirmó la respuesta en los corazones que hicieron su sacrificio con la fe de que Él respondería.