Nuevas familias, nuevos problemas

Nuevas familias, nuevos problemas

Por

Lo convencional es que cuando se tiene una relación amorosa sea de a dos, lo que se llama monogamia. Pero en la actualidad aparece en la escena el poliamor, además de otro tipo de relaciones en la que los integrantes acuerdan involucrarse con otras personas, incluso emocionalmente.

El tema está instalado en los medios con voces a favor y en contra, planteando diferentes interrogantes y si es posible vivir de esa manera a lo largo del tiempo. Aparecen clubes, páginas de Facebook y sitios web que explican distintas experiencias, los pros y los contra.

La sexóloga Viviana Wapñarsky, integrante del Centro de Atención Integral en Salud Sexual (CAISS), define los diferentes tipos de parejas: “El poliamor, la pareja abierta y los swinger no son lo mismo. En el caso de las parejas abiertas se acuerda tener otras relaciones íntimas por fuera de la pareja. Hay distintos acuerdos: puede ser que ambos sepan o no cuándo o con quién ocurren esos encuentros.

Ser swinger tiene que ver con el intercambio sexual con otras parejas. El poliamor incluye además de lo sexual, lo afectivo. Es una práctica donde la pareja inicial se abre a tener otras relaciones amorosas, pero con el conocimiento de todos los involucrados. Es decir, no es un intercambio sexual, porque se suma lo afectivo, el sentimiento…”.

Las policosas, la parte desconocida del poliamor
Jorge Roldán, representante de Poliamor Madrid (un colectivo en Madrid enfocado a las formas de amar no monógamas), afirma que: “Los polifakes son aquellas personas que dicen ser poliamorosas y no lo son. Suelen expresar que quieren vínculos y cuidados, pero por su parte no lo hacen y lo disfrazan de libertad individual.

El polikamikaze se relaciona con muchísima gente y después no saben gestionarlo”, aclara Jorge.

El sitio web amor libre señala algunos conflictos que puede generar el poliamor: “…el poliamor puede presentar muchos problemas por su cuenta, como la escasez de modelos de conducta positivos e incluso una prevalencia de celos. Pero otras dificultades del poliamor, como las demandas de tiempo y la complejidad emocional de interactuar íntimamente con más de una persona, parecen ser inherentes de esta vida amorosa.

El poliamor puede presentar muchos problemas. Incluso cuando las personas piensan que han superado los celos y el miedo al abandono, son sorprendidas por una nueva situación que reactiva temas viejos”.

En búsqueda de una vida amorosa realizada

Sea poliamor o monogamia, la búsqueda de la realización a través de una relación amorosa es la realidad de millones de personas, no solo en nuestro país sino en todo el mundo. La necesidad de formar una familia, tener un lugar de pertenencia y poder sentirse aceptado es algo natural. Pero en ese camino de experimentación y búsqueda se puede perder el rumbo y tomar decisiones equivocada. Esas que lo llevan a situaciones traumáticas y dolorosas. Muchos se preguntan si el camino que eligieron es el correcto. Intentaron ser felices durante años, de diferentes maneras, pero lo único que lograron fue confusión y desesperanza. Como resultado perdieron la capacidad de confiar y sus relaciones se vuelven superficiales y a corto plazo.

Quizás usted recorrió un largo camino para ser feliz en el amor, intentó todo, pidió ayuda en diferentes lugares, pero nada funcionó. No pierda más años de su vida y conozca el verdadero amor, participe este jueves de la Terapia del Amor a las 10, 16 y 20 h en el Templo de la Fe, Av. Corrientes 4070 – Almagro o haga clic aquí y vea donde se lleva a cabo la terapia.

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games