“No tenía fuerzas para salir de los vicios”

“No tenía fuerzas para salir de los vicios”

Por

“Mi vida era un desastre. Consumí cocaína por 8 años, y cigarrillo y alcohol por 20 años”. Así, Santiago comienza su relato y cuenta cómo fue su proceso de transformación.

Él recuerda que “consumía los fines de semana, muchas veces los viernes salía del trabajo y no volvía a mi casa hasta el domingo o lunes”. Y agrega: “Cuando pasaba el efecto de las drogas venía el arrepentimiento. No quería volver a hacerlo, pero no tenía fuerzas para salir”.

Asegura que lo peor que hizo como consecuencia de los vicios ocurrió durante una discusión con su esposa: “La tomé del cuello y la arrojé a la cama, por celos. Eso fue lo más grave que viví, además de haber robado en mi trabajo para comprarme los vicios”.

Su hija Bárbara recuerda: “Siempre venía mal y borracho a mi casa. Estaba en un estado de depresión, lloraba todo el día. Con mi mamá no podían estar juntos, se iba a otro lado para no verla. Me ponía mal que estén peleados ellos”.

Santiago se enteró del tratamiento a través de su mamá. Él recuerda: “Yo no quería saber nada hasta que me separé, ahí caí en depresión, empecé a consumir muchísimo más. Ahí dije ‘vamos a probar’. Desde el primer día que llegué, no toqué más ni cigarrillos, ni alcohol, ni cocaína. Obedecí, me explicaban qué tenía que hacer y funcionó. A los dos años, mi esposa volvió. Hoy tenemos un matrimonio reconstruido. Estamos felices. Mi consejo es que no duden, vengan y prueben”.
 
Participe usted también de la reunión del Tratamiento definitivo para la Cura de los Vicios y compruebe en su vida o en la de un ser querido que existe una salida para este mal. Lo esperamos este domingo a las 15 h en Av. Corrientes 4070, Almagro, o haga clic aquí y vea a donde se lleva a cabo el tratamiento.

Para más información: 11-5810-9300

Si usted quiere comunicarse con nosotros, puede hacerlo llamando al (011) 5252-4070.