No separarse, un buen comienzo

No separarse, un buen comienzo

Por

terapia01893
Muchas personas dejan de luchar por su matrimonio apoyadas en lo que los demás piensan o dicen. Para los especialistas, usualmente se banaliza la palabra matrimonio. Para la mayoría es común aconsejar la separación ante cualquier diferencia que la pareja enfrenta. La falta de inteligencia emocional y de autoestima dentro del matrimonio han sido las grandes causantes de muchas separaciones.

A muchas mujeres se les aconseja separarse ante la primera dificultad que enfrentan en el matrimonio, incluso son ridiculizadas cuando deciden darle una nueva oportunidad a su compañero.

Renato Cardoso, autor de Matrimonio Blindado, deja en claro que, después de su relación con Dios, el matrimonio es lo más importante en la vida de una persona. “Por eso, ni yo ni nadie puede decidir por usted y decirle que debe dejar a su marido o mujer. Es una cuestión extremadamente personal e individual”, afirma.

Entonces, si usted se separó debido a una traición, está pensando en darle una nueva oportunidad a su marido y sus familiares le dicen que no lo haga, pare y tome una decisión de forma racional. No se olvide de que la vida es suya y su futuro está en sus manos.

Renato Cardoso cita algunos puntos importantes para reflexionar en el momento de decidir si se debe, o no, dar una nueva oportunidad. “¿Su cónyuge reconoce que necesita cambiar? ¿Él se ha esforzado para hacerlo? Entonces, dele espacio y tiempo para cambiar. ¿Ya buscó la ayuda de Dios para su matrimonio? No solamente es su cónyuge quien tiene que cambiar, usted también”, concluye.

Para buscar la ayuda de Dios, nada mejor que la Terapia del Amor, una reunión que se realiza todos los jueves a las 16 y a las 20 h en Av. Corrientes 4070, Almagro.

Ellos no se rindieron y hoy son felices

terapia02893Víctor y Sandra aprendieron la importancia del matrimonio en la Terapia del Amor: “Llevábamos un año viviendo juntos, al principio estaba todo bien, pero él me fue infiel y comenzaron los problemas. Peleábamos y discutíamos, le preguntaba por qué me hacía eso si yo le daba todo. No entendía cuál era el motivo de su traición.

La otra mujer lo llamaba, yo sufría humillaciones constantes, llegó un punto en el que yo parecía ser la otra y su amante, su verdadera mujer. Yo no aceptaba haber luchado tanto para estar con él y que de repente se perdiera todo”, afirma ella.

“Yo estaba confundido, pensaba que por tener más de una mujer era más hombre que los demás pero no era feliz, no podía dormir y estaba nervioso”, recuerda Víctor.

Ante ese panorama, Sandra terminó yéndose al interior y fue ahí que él se dio cuenta de que las demás mujeres no lo hacían feliz, la quería a Sandra. “La llamé, le pedí que volvamos y ella me pidió que fuéramos a la Iglesia juntos.

Luchamos por la pareja y al tiempo nos casamos, ahora estamos felices y contentos, tenemos una vida diferente”, dice él.

“Estoy completa, nos casamos y somos muy felices. Vale la pena luchar por el matrimonio, no hay que bajar los brazos ante una dificultad, la Terapia del Amor ayuda mucho a fortalecer la relación”, aconseja ella.

Todos los jueves a las 16 y 20 h te esperamos en la Terapia del amor, Av. Corrientes 4070, Almagro.

terapia01-2015