No sea necio

No sea necio

Por

En el programa de IURD TV, el obispo Macedo explica cómo mantener la lámpara de la salvación siempre encendida

En el programa emitido a través de IURD TV, a las 11 de la mañana, el obispo Edir Macedo ministró la liberación en la vida de la nutricionista Andressa, que estuvo presente en el estudio, quien explicó haber ido a varias iglesias en busca de ayuda, pero no encontró la solución para sus problemas en ninguna.

Después de recibir la oración con imposición de manos, el mal que estaba enraizado en su vida -causando dificultades en el área sentimental y económica- fue expulsado y ella quedó totalmente liberada. «Siento un alivio muy grande, algo que no había sentido en toda mi vida. Tengo ganas de saltar de alegría”, dijo.

Durante el programa, el obispo también dejó un mensaje a los internautas y oyentes de Red Aleluya acerca de cómo se pueden alcanzar las bendiciones de Dios. «La bendición que deseamos no viene solo cuando la proferimos. Cuando decimos “Dios lo bendiga” estamos determinando, pero esta palabra sólo se cumple si dejamos de estar con los brazos cruzados y tomamos posesión, y esto solamente sucede con quienes son obedientes a la Palabra de Dios», enseñó.

Refiriéndose a la importancia de mantener la llama del Espíritu Santo siempre encendida dentro del corazón, el obispo citó el versículo bíblico que dice: » Entonces el reino de los cielos será semejante a diez vírgenes que tomando sus lámparas, salieron a recibir al esposo. Cinco de ellas eran prudentes y cinco insensatas.

Las insensatas, tomando sus lámparas, no tomaron consigo aceite; mas las prudentes tomaron aceite en sus vasijas, juntamente con sus lámparas. Y tardándose el esposo, cabecearon todas y se durmieron. Y a la medianoche se oyó un clamor: ¡Aquí viene el esposo; salid a recibirle!  Entonces todas aquellas vírgenes se levantaron, y arreglaron sus lámparas. Y las insensatas dijeron a las prudentes: Dadnos de vuestro aceite; porque nuestras lámparas se apagan.

 Mas las prudentes respondieron diciendo: Para que no nos falte a nosotras y a vosotras, id más bien a los que venden, y comprad para vosotras mismas. Pero mientras ellas iban a comprar, vino el esposo; y las que estaban preparadas entraron con él a las bodas; y se cerró la puerta.   (Mateo 25)

Y explicó: «Las vírgenes representan el símbolo de la iglesia. Observe que 5, además de las lámparas, llevaron aceite de reserva; pero las otras 5 no fueron inteligentes. Así son las personas dentro de las iglesias: por no tener sabiduría son dominadas por las fuerzas del mal. No se deje llevar por las profecías ni por el sentimiento de adivinación. Sepa que tenemos que sacrificar nuestras vidas en todo momento, todos los días. Pues, cuando sacrificamos, mostramos el poder de nuestra fe, esa es una actitud de obediencia. El trabajo de la IURD está dirigido a las personas sinceras, no importa quien sea, lo que realmente queremos es ayudar a todos para que no sean engañados», concluyó.