No se toman vacaciones de Dios

No se toman vacaciones de Dios

Por

El primer día del mes de septiembre comenzó de una manera especial para los fieles que siguieron la reunión del obispo Edir Macedo en Santo Amaro, San Pablo; la cual también se trasmitió on line, por TV Universal, para todo el mundo.

En cuanto empezó el encuentro, el obispo explicó que todo ser humano es inteligente, pero que no todos son sabios, pues la sabiduría necesaria para que la persona sea una vencedora viene de lo Alto.

“Cuando la persona dirige su vida de acuerdo con la Palabra de Dios, ni siquiera todo el infierno aliado podrá destruirla. Sin embargo, no sirve apenas conocer la Palabra y no practicarla. El sabio es aquel que oye y coloca esa Palabra en práctica”, destacó.

Mientras tanto, los que aun oyendo las enseñanzas se dejan llevar por sus propias voluntades, contrarias a los deseos de Dios, terminan pareciéndose al ejemplo dejado por Jesús en Mateo 7:26, a una persona que construyó una casa sobre la arena y, en cuanto la golpearon fuertes vientos, la derrumbaron fácilmente.

“Usted puede ser fiel a la iglesia, leer la Biblia, orar, hacer ayunos, pero si afuera tiene un comportamiento contrario al que está escrito, todo lo que hace dentro de la Iglesia no vale nada. Eso es porque debemos tener consideración con Dios las 24 horas del día y los 365 días del año, pues no se toman vacaciones de Dios”, alertó el obispo.

Antes de concluir el mensaje y de orar por los que estaban dispuestos a abandonar la vida equivocada de una vez por todas, el obispo dejó en claro que la decisión de cambiar está en las manos de cada uno. “Usted ahora lo sabe, la elección de practicar lo que sabe o hacer lo que usted quiera es su responsabilidad. Dios perdona al que confiesa. Pero aquel que se mantiene en el pecado, no le sirve de nada ofrendar, diezmar, se va al infierno porque optó por la injusticia, por contrariar la Palabra de Dios”, concluyó.