No podía pagar el alquiler de una casa para vivir con mis hijos

No podía pagar el alquiler de una casa para vivir con mis hijos

Por

Analía: «Tenía una vida económica estable, pero luego vinieron los niños, una separación, junto con eso la depresión, los problemas económicos y las deudas. Para pagarlas, sacaba préstamos, que generaba otras deudas, y así sucesivamente.

Vivía de prestado porque no podía pagar el alquiler de una casa para vivir con mis hijos. Era una situación muy humillante y dolorosa. Además, no conseguía un trabajo fijo. Estaba en la ruina.

Comencé a participar de las reuniones de los lunes y mi vida empezó a cambiar de a poco, no fue de la noche a la mañana. Primero, conseguí un trabajo, luego, pagué, en solo un año, las deudas que había adquirido durante cuatro años. Además, comencé a cambiar de trabajo porque cada vez surgían empleos mejor remunerados. También pude conquistar mi casa propia, que era algo imposible para mí. Pero eso no fue todo, en la vida familiar y espiritual Dios me dio mucha paz y tranquilidad».