No obedezca a su naturaleza

No obedezca a su naturaleza

Por

En el mundo moderno en el que vivimos, la corriente de pensamiento “lo importante es estar feliz consigo mismo” ha imperado en la sociedad y ha influenciado a muchas personas. Pero es bueno estar atento, ya que esa manera aparentemente correcta de pensar, puede volverse muy peligrosa.

Mentir, masturbarse o tener sexo antes del casamiento, por ejemplo, son actitudes normales para la gran mayoría. Así mismo, hay personas que no tienen en cuenta las consecuencias negativas de tales actos en el futuro, como lo explicó el presentador de “The Love School” – “A Escola do Amor”, Renato Cardoso, auxiliado por su esposa, Cristiane.

“Si llegamos a actuar así, nos semejaremos a los animales, que sólo obedecen a los instintos. Cuando la persona vive por la máxima de que lo importante es ser feliz, para esa persona será natural mirar al otro por lo atractivo de su físico y tener sexo con esa persona. Será natural mentir, o ante un problema conyugal con su esposa, caer en los brazos de una colega del trabajo. Muchas cosas equivocadas son naturales. Si lo pensamos bien, concluiremos que la naturaleza humana es defectuosa e inclinada a hacer cosas que nos terminan perjudicando”, explicó.

Cristiane se encargó de alertar que es preciso dominar esas voluntades, tanto para que la convivencia con la persona amada sea armoniosa como para que haya una perfecta comunión con Dios.

“Por el hecho de haber negado mi naturaleza humana, yo me convierto en una persona feliz. Pues si usted vive solo por lo que siente, va a terminar sufriendo consecuencias horribles. Entienda que: obedecer sus propias voluntades le da a algunos momentos felices y, por consecuencia, desastres. Pero, si usted las domina, tendrá una felicidad permanente.”

Los consejeros concluyeron el mensaje diciendo que la decisión de obedecer a los impulsos o rechazarlos no es tarea fácil, pero una vez que la persona, usa la razón en lugar de la emoción, con toda seguridad no se arrepentirá. “Piense antes de hacer algo. Avalúe si la actitud va a hacerle bien a usted y también a su relación”, concluyó Renato.