“No me podía levantar, estaba destrozado”

“No me podía levantar, estaba destrozado”

Por

Diego: “Crecí viendo cosas que ningún chico debería ver. Mi viejo mataba a piñas todos los días a mi mamá. Yo me metía en el medio y cobraba, era normal que la policía fuera a ver lo que pasaba. Cuando empecé a drogarme, me fui de mi casa. La cocaína era más cara y tuve que robar. Hasta los 18 pasé por varios problemas con la justicia y estaba frente a una decisión: iba detenido o hacía un tratamiento ambulatorio. Preferí la segunda opción, aunque no lo terminé, no servía para nada y le cobraron una fortuna a mi mamá. A los 20 meses salí. Ningún adicto aguanta un trabajo serio y seguían las tramoyas, la delincuencia y la venta de drogas. Perdía relaciones, confianza y vínculos. El accidente en moto cambió mi vida. Estuve cinco meses internado, no me podía levantar, estaba destrozado. Pasé por once operaciones, me sacaban pedazos de una pierna para arreglar la otra, la infección subía. Me metían morfina y noto que me estaba haciendo adicto, le dije al médico ‘cortame la pierna’. Así se controló la infección. En ese momento estaba en pareja y me dejó, era imposible convivir conmigo. A los dos meses se murió mi viejo y quedé dolido. Viví un pozo depresivo donde dije: ‘ya fue, me meto un tiro porque sé que no hay salida’. Hasta que un hombre, al verme mal, se acercó y me dio la dirección: Corrientes 4070. Vine desesperado. Después de dos o tres meses ya no quería drogarme, no hubo abstinencia. La cabeza me cambió, inicié mis emprendimientos. A un año de estar bien, crucé en la calle a una chica con la que me drogaba todos los días y la invité. Dios le cambió la vida y nos casamos. Ahora tengo un matrimonio, mis hijos son adolescentes, vivo tranquilamente. No hay otro método que funcione como este Tratamiento”.

Participe usted también de la reunión del Tratamiento definitivo para la Cura de los Vicios y compruebe en su vida o en la de un ser querido que existe una salida para este mal. Lo esperamos este domingo a las 15 h en Av. Corrientes 4070, Almagro, o haga clic aquí y vea a donde se lleva a cabo el tratamiento.

Para más información: 11-5810-9300

Si usted quiere comunicarse con nosotros, puede hacerlo llamando al (011) 5252-4070.

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games