¿No hay nada para ver?

¿No hay nada para ver?

Por

ver922
La televisión es un medio de comunicación que conquistó al mundo a partir de la mitad del siglo XX, y que hoy penetra casi en el 100% de los hogares, sin distinción de clase social, sexo o edad de los que la miran.

Los niños ven “la tele” desde pequeños y se forman una cierta imagen del mundo basada en lo que ven. Para los adultos, “ver la tele” forma parte de su día, para relajarse, entretenerse o informarse.

La televisión genera cambios en las personas, ya que la imagen, los colores y los sonidos, atractivos para el espectador, sirven para interiorizar los mensajes que se meten directamente en el subconsciente y llegan a la mente sin ser procesados.

Hoy en día, muchas personas prefieren ver televisión a cualquier otro tipo de entretenimiento, ya que es muy cómodo, lo único que hay que hacer es encenderla, ni siquiera hay que pensar, solo mirarla pasivamente.

Está probado que la televisión es altamente eficiente para moldear la opinión general.

El papel de la televisión debería ser muy positivo, pero la mayoría de las veces su influencia es negativa, la falta de comunicación en los hogares, la violencia y el consumismo desmedido son algunas de sus consecuencias.

Lamentablemente los contenidos televisivos de la actualidad no siempre suman riqueza a la vida de los televidentes, ya que abunda el sensacionalismo, se utiliza cualquier tema como mera excusa para hablar sobre sexo y violencia, asuntos vulgares y el sufrimiento de los demás.

Las personas se quejan de que “no hay nada para ver”, pero terminan su día viendo “lo que hay” frente al querido televisor.

La solución es ser selectivos frente a la catarata de contenidos y elegir bien a la hora de sentarnos frente a la tele. No dejemos que intervenga libremente como si fuera un miembro más de nuestra familia, sin que nadie dosifique la calidad y la cantidad de lo que aporta a nuestra vida. Elijamos bien y responsablemente lo que ingresa a nuestro hogar desde la televisión.

Hablando de elegir bien, de lunes a viernes a las 22.30 horas por Telefé se emite Moisés y los Diez Mandamientos, una historia bíblica novelada que relata fielmente la historia del pueblo hebreo, su fe y su lucha por la liberación. A través de ella, podemos ver cómo fue vivir en aquella época, cómo actuaban los buenos y los malos de entonces, y los resultados en sus vidas. Nos lleva a meditar sobre si somos como los egipcios o como los hebreos de la novela, si tenemos fe, si dudamos de Dios o Lo negamos…y cuáles son nuestros resultados.