No era amor, era una trampa

No era amor, era una trampa

Por

4173729_00

Un hombre atento, exitoso profesionalmente, cariñoso y dispuesto a dejar todo para estar con la persona amada. Lo que parece un sueño para muchas mujeres es en realidad una pesadilla. Explico: con este tipo de perfil muchos estafadores se acercan a las mujeres en las redes sociales y en páginas de relaciones. Ellos se muestran interesados en la pretendiente y hacen planes a futuro. Después de ganar la confianza de la víctima, ellos inventan historias de robos y problemas en los negocios y piden ayuda de dinero. Muchas mujeres descubren que fueron engañadas después de transferir sus ahorros a los estafadores.

Una investigación realizada por la empresa de seguridad Symantec indica que casi la mitad (48%) de las personas que usan sitios y aplicaciones de citas son víctimas de spam y chantajes. Alrededor del 32% recibió pedido de dinero y el 28% fueron engañados por personas que asumieron falsas identidades. Y más: el 32% de los participantes de esas páginas también recibieron amenazas con fotos que compartieron con otras personas y el 11% las imágenes fueron compartidas sin consentimiento. El estudio fue hecho con más de 3 mil personas en Europa.

En el Reino Unido, un estudio de la Universidad de Leicester muestra que cerca de 200 mil personas han sido engañadas en noviazgos virtuales. En Estados Unidos un informe publicado por el diario The New York Times  reveló que casi 6 mil personas presentaron fraudes de ese tipo entre julio y diciembre  del 2014, con pérdidas que llegaron a US$ 82,3 millones. Las mujeres son las principales víctimas.

El golpe del noviazgo es una forma de fraude de anticipación de recursos (advance fee fraud) donde el estafador induce a la víctima a que le dé información personal o que le proporcione dinero con la promesa de recibir algún beneficio en el futuro, según destaca una cartilla del Centro de Estudios, Respuesta y Tratamiento de Incidentes de Seguridad (CERT.br). El estafador virtual también es llamado scammer.

Dependencia emocional

El psicólogo y especialista en relaciones de la Universidad de Miami, en Estados Unidos, Alexandre Bez, explica que algunas personas son más vulnerables a caer en este tipo de estafa. “Generalmente, las personas con trastornos de dependencia emocional, trastornos de necesidad y personas que tienen problemas de afectividad pueden ser engañadas, porque la ansiedad que está por detrás de eso habla más fuerte en relación a la búsqueda de una pareja”, afirma.

El psicólogo señala que el medio virtual puede aumentar el riesgo de engaños en el momento de conocer a alguien. “En internet, usted no puede comprobar muchos datos. Si en el entorno real ya es difícil encontrar a alguien, imagínese en el virtual. La persona puede decir que es un actor, un empresario, ella puede crear una personalidad falsa”, resalta.

Además de las estafas financieras, las páginas y las aplicaciones de relaciones también se pueden usar para chantajear o simplemente para facilitar encuentros sexuales. “Muchas personas que están en las redes sociales no quieren nada serio, solo quieren disfrutar”, añade.

Cuidado

Para evitar ser una víctima, Bez dice que la mujer debe fortalecer su autoestima, controlar la ansiedad y desconfiar de las historias que parecen un cuento de hadas. “Un consejo es investigar las credenciales sociales y profesionales del pretendiente. Comprobar si es soltero, dónde vive, cuál es el teléfono fijo, dónde trabaja, dónde estudió. Esa información está en internet”, explica.

Pero ni la investigación puede garantizar un final feliz. “La información puede ser verídica, pero no se puede saber si la personalidad también lo es. La persona tiene que tener cuidado”, aconseja.

A pesar de los riesgos, Bez no descarta la posibilidad de que una relación que comienza en el ambiente virtual pueda transformarse en un matrimonio en la vida real. Sin embargo, el psicólogo dice que es importante estar atento y buscar información sobre la persona antes de involucrarse.

Protéjase de la estafa del noviazgo virtual

Cuando un extraño la contacte a través de una red social, verifique quien es la persona antes de aceptarla. ¿Ustedes tienen amigos en común?  Pregunte quién es la persona.

Tener amigos en común es una ventaja. Así, usted puede preguntar cómo es su pretendiente fuera del mundo virtual y estar segura de que vale la pena invertir su tiempo para conocerlo.

Verifique la información que le da la persona. Vea si ella realmente trabaja en el lugar indicado, dónde estudió, quiénes son sus amigos, etc. Realice una búsqueda con el nombre en Google y vea lo que aparece.

Antes de comenzar un noviazgo, es importante conocer algunos detalles sobre el pretendiente.

Desconfíe de los mensajes con errores de ortografía que ofrecen grandes cantidades de dinero o que dicen “urgente” y “confidencial”. Evite ingresar en links o responder.

Fortalezca su autoestima y no entre en una relación por necesidad o por miedo a estar sola.

Si la persona le pide dinero, vea la señal roja y huya. Si usted ni lo conoce bien, ¿es raro que la persona le haga este tipo de pedido, no es verdad?

Para saber más sobre cómo solucionar los problemas de la vida sentimental, participe en las reuniones de la Terapia del Amor, todos los jueves, a las 10, 16 y 20h, en la Universal de Almagro, Av. Corrientes 4070. Ingrese aquí para ver en qué puntos del país se realiza la Terapia y haga clic aquí para ver la dirección de la iglesia.

Cada reunión, parejas, novios, y solteros aprenden sobre el amor inteligente y cómo desarrollar una relación de pareja.