“No derramé ni una lágrima por las personas inocentes que maté”

“No derramé ni una lágrima por las personas inocentes que maté”

Por

Dylann Roof (foto), de solo 22 años, es responsable por el mayor crimen racista de la historia reciente de Estados Unidos. En junio del 2015, entró a una tradicional iglesia protestante de la comunidad negra de Carolina del Sur y disparó contra los presentes. Él, que es partidario declarado del nazismo y del Ku Klux Klan (organización racista), mató a nueve personas e hirió a una.

Durante la audiencia, la fiscal presentó una nota escrita por el asesino en la cual deja claro que no se arrepiente del crimen. “No derramé ni una lágrima por las personas inocentes que maté. Lo lamento por los niños blancos inocentes que son forzados a vivir en este país enfermo y lo lamento por las personas blancas inocentes que mueren diariamente en las manos de razas inferiores”, escribió. Un jurado de 12 personas lo declaró culpable.

La frialdad y el odio demostrados por Dylann asustan. Él fue capaz de cometer un crimen brutal teniendo al racismo como motivación. Para empeorar, no ve nada malo en lo que hizo, lo que hace imposible su arrepentimiento. Lamentablemente, si continúa pensando de esta manera, Roof no podrá ser verdaderamente salvo, ya que la Salvación del alma depende del arrepentimiento de los pecados (lea en la Biblia Lucas 24.47). “No hay arrepentimiento sin el sacrificio del abandono del pecado. Entonces no hay Salvación sin negarse a los placeres de la carne”, explica el obispo Edir Macedo.

El obispo agrega que hay 3 pasos para alcanzar el arrepentimiento: el reconocimiento, la confesión y el abandono del pecado.

El reconocimiento, es el primer paso ya que sin este no puede haber libramiento. La persona debe reconocer que pecó, el Espíritu Santo la convence. Después la confesión del pecado y el abandono, que es no volver a cometerlo.

¿Usted ha tenido dificultades para arrepentirse o perdonar? Participe en los encuentros los miércoles en la Universal y busque fuerzas y la dirección de Dios para alcanzar la Salvación. En Almagro la iglesia se encuentra ubicada en Av. Corrientes 4070, Almagro o  ingrese aquí para buscar la dirección más cercana a su casa.