No deje a su marido en segundo plano

No deje a su marido en segundo plano

Por

Las vacaciones escolares terminaron. Usted está exhausta. A fin de cuentas, no fue fácil encontrar tareas para ocupar y divertir diariamente a los pequeños, aún más con este calor que absorbe la energía de cualquiera. La sensación que queda es la de misión cumplida. Por lo menos en lo que se refiere a los niños. Sin embargo, a pesar de que los hijos exigen mucha atención, usted no es solo madre.

Es natural que, a causa del instinto materno, la mujer busque dedicarse totalmente a los hijos. Y no hay nada de malo en ser una madre prodigio, pero es necesario tener en mente que un día sus hijos seguirán su propio camino, independientemente de si usted está cerca o no. Y, cuando mire hacia el costado, ¿quién estará allí? Así es, su marido. Él es su compañero de luchas desde que se casaron hasta cuando su hogar vuelva a la composición inicial: solo ustedes dos. Si durante todos estos años usted fue solo una súper madre y dejó a su esposo en segundo plano, ¿cómo puede exigirle compañerismo después?

Son amores diferentes, claro, cada uno con un tipo de necesidad. Su marido siempre necesitará a una mujer a su lado. Además, fue por eso que se casó con usted: no solo para que fuese la madre de sus hijos, sino para tener una compañera en el día a día. Los niños demandan energía, disposición y dedicación, pero, créalo, su marido también necesita cuidados, a pesar de no llorar, de no hacer berrinches o de no demostrarlo de forma más clara.

Así que, busque dedicarle más tiempo. ¿Cuándo fue la última vez que tuvieron un momento a solas? ¿Cuándo fue la última vez que salieron a cenar afuera, sin prisa y sin preocuparse si su hijo comió toda la comida? ¿Ha tenido tiempo para oír los problemas de su trabajo o para conversar con él sobre el matrimonio y la relación de ustedes?

Y recuerde siempre: usted es tan madre como su marido es padre. No se sobrecargue, divida las funciones con él. En el caso de que su esposo no sepa, enséñele a cambiar pañales, a alimentar a los niños y pídale ir a buscarlos a la escuela. En fin, es importante que sea activo en la educación de ellos tanto como usted lo es. Un trabajo hecho de a dos tiene la mitad del peso al final.

Y, cuando ustedes dos quisieran un tiempito libre, converse con su madre o con su suegra o, en el caso de que no pueda contar con las ayuda de ellas, contrate a una niñera para cuidar a los niños durante un día. Ellos sobrevivirán a su ausencia mucho mejor de lo que usted se imagina. Y, además de eso, no hay nada más saludable para un niño que vivir en un hogar en el que los padres son, antes que todo, una pareja eternamente enamorada.

Todos los jueves en la Universal se realiza la Terapia del Amor. Reunión pensada para todas las personas que tienen un problema sentimental antiguo o aún no han logrado encontrar a la persona que lo hará feliz. Participe a las 16 y especialmente a las 20 hs. en la sede principal ubicado en Av. Corrientes 4070 – Almagro.

[fotos foto=”Thinkstock”]