Niños abusan sexualmente de otros niños

Niños abusan sexualmente de otros niños

Por

¿Qué haría si su hijo, un niño de 4 años, fuese acusado de abusar sexualmente de otro niño? Pues esta es la situación que algunos padres británicos están viviendo, conforme a los datos divulgados por las autoridades de Gran Bretaña.

Por lo menos 776 menores de edad están siendo investigados por abusar de otros niños. Existen casos involucrando a niños y niñas a partir de los 3 años, lo que impresiona incluso a la policía.

“Puede parecer difícil creer en estos números, pero, lamentablemente, hay casos en los que niños cometen abusos sexuales”, declaró el portavoz oficial de la policía. “Esos niños pueden haber pasado por abusos y severos traumas y, por eso, presentan comportamientos extraños. Estos niños también son víctimas

O sea, los niños que están siendo investigados por cometer abusos, probablemente también fueron abusados anteriormente. ¿Y quiénes son los responsables por este ciclo?

Qué debe ser hecho

Estudios realizados por el psicólogo Christian Kristensen, especialista en traumas y psicología del desarrollo, muestran que el 49% de los niños de sexo masculino víctimas de abuso sexual se vuelven abusadores, y el 61% de los adolescentes de sexo masculino que sufrieron abusos también le darán continuidad a la violencia sexual.

La Biblia dice, en Proverbios 22:6 “Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él.” Los padres son los primeros, y más importantes, profesores. Por lo tanto, es responsabilidad de ellos cuidar, educar e indicar el camino a seguir.

 De acuerdo con el obispo Renato Cardoso, los padres no deben esperar de sus hijos el mismo nivel de madurez que ellos poseen. “Enseñe, corrija, establezca limites y consecuencias”, aconseja.

Claro que los padres no pueden ser totalmente responsables por esos 776 casos británicos ni por los otros alrededor del mundo. Sin embargo, los padres atentos cuidan y notan el cambio de comportamiento en sus hijos. Como explica el obispo Clodomir Santos, el papel de los padres es acompañar de cerca e íntimamente el crecimiento de los hijos:

“Nuestra sociedad anda tan preocupada por las conquistas materiales que han dejado de lado uno de los bienes más preciosos después de Dios: la sagrada familia. Por eso, si usted es padre o madre, haga un análisis. Verifique si realmente sus hijos pueden encontrar en usted un puerto seguro, un amigo de verdad, que está listo para aconsejarlos, educarlos y reprenderlos en cuanto sea necesario, pero sin humillarlos y sin pisar aún más al que está caído. Haga esto mientras sea el momento, pues mañana, si usted continua dejando que el mundo lo críe, puede ser demasiado tarde.”

Participe en una reunión en la Universal más cercana a su domicilio – encuentre la dirección aquí -, y después deje un comentario contando lo que cambió en su vida.