Ni un terremoto fue capaz de estremecer su unión

Ni un terremoto fue capaz de estremecer su unión

Por

Pasaron por la miseria de las provincias latinas en Argentina y en Perú, enfrentaron terremotos, se involucraron con el “portuñol”, se convirtieron en padres lejos de su tierra natal. Sin embargo, delante de tantas historias, nada fue tan relevante como construir, de la nada, el comienzo de la Universal en ciudades donde la fe ya había sido olvidada. Dueño de un humor contagioso, marido de Luciana Cavalcante de Brito, de 40 años, y padre de la adolescente Laís Cristina Ferreira de Brito, de 14, el pastor Jacob Ferreira de Brito, de 40 años, es el nuevo entrevistado de la semana. Verifique.

¿Cómo llegaron a la Universal?

Él: Conocí la Universal por casualidad, en 1987, en la ciudad de São Paulo. Fui a hacer un trabajo externo, pasé por enfrente de la Universal y vi al pastor orando. Eso me llamó la atención, porque vi oraciones de cura y milagros y me impresionaron. Yo era chico, no tenía más que 14 años. Desde ahí comencé a concurrir y mi conversión fue rápida, en 8 meses.

Ella: Llegué a través de mi abuela, porque tenía asma y una herida en la cabeza que no se me curaba. Ella comenzó a hacer las cadenas en João Pessoa (PB), en 1988. Fui curada y un año y medio después me convertí.

¿Cómo se conocieron?

Ella: Comencé a participar del Grupo Joven (actual Fuerza Joven). Él era pastor allí, en João Pessoa. Me pusieron como obrera y él siempre se ofrecía para llevarme a la parada de ómnibus, pero siempre me rehusaba porque no lo conocía muy bien.

Él: Pero un día aceptó. Entonces, le dije que estaba interesado por ella, pero me dijo que no quería nada. Pero en la Universal enseñamos tanto sobre la perseverancia e hice eso. Un día aceptó que oráramos para saber si esta relación era de la voluntad de Dios. Después de un mes estábamos de novios y con un año y cuatro meses de noviazgo, nos casamos.

¿Por qué países ya pasaron?

Él: Estuvimos durante 11 años en Argentina, donde nació nuestra hija Laís. A pesar de no haber sido los iniciadores del trabajo allí, cuando llegamos pasamos por muchas dificultades, porque el país era muy católico. Sufrimos los prejuicios de los argentinos que no nos querían en su país. Y no estuvimos solo en Buenos Aires, pasamos por Tucumán, Rosario, Chaco, Misiones, San Nicolás. En la última ciudad, fuimos nosotros los que abrimos el trabajo de la Universal. Era un lugar muy difícil, porque era una ciudad chica, prácticamente 100% católica. El trabajo comenzó en un club pequeño, con aproximadamente 50 personas, en condiciones precarias. No teníamos periódicos, obreros ni nada, fue realmente por la fe. Después de 5 meses, inauguramos una iglesia con 120 miembros.

¿Cuál es el secreto para que las personas se interesen por la fe?

Él: Primero, usamos las señales, los milagros, las curas y ahí entramos con la Palabra. Comencé un programa de radio en español sin ninguna condición, todo por la fe. Alquilé la radio sin tener dinero, las personas comenzaron a ver el trabajo y fuimos bendecidos. Hoy será construida una catedral allí.

¿Qué suelen hacer en los momentos libres?

Ella: Nos gusta almorzar juntos, cuando podemos vamos al cine y vemos películas.

Él: Pienso que es importantísimo ese momento con la familia, pues es la base. Todos los días converso con mi hija, le muestro mi ejemplo y trabajo en su carácter.

Y, usted, Luciana, ¿ya sabía lo que le esperaba cuando decidió ser esposa de pastor?

Ella: Sí, entré a la Obra ya sabiendo cómo es el trabajo, que la vida de un pastor es movida, son 24 horas en favor del pueblo. Al comienzo fue difícil adaptarme. Apenas nos casamos, nos fuimos a vivir afuera, a un lugar que no dominaba el idioma, imagínese cómo fue. Pero superamos todas las dificultades.

¿Qué es lo que más le gusta del otro?

Ella: Físicamente, me gusta todo de él. Es lindo (risas), aún más cuando nos conocimos, que era muy grande. De la personalidad, me gusta su sinceridad. Lo que necesita hablar, lo habla en el momento.

Él: Me gusta su manera de ser una mujer reservada, su rostro es lindo también. Su discreción y su sinceridad la hacen aún más bonita. También, me llamó la atención que nunca fue una mujer interesada, nunca miró mi posición como pastor. Ya estamos juntos hace 20 años y veo en ella el perfil de la mujer V en los días de hoy.

¿Un defecto que le incomoda del otro?

Él: Ella se guarda las cosas y no habla.

Ella: Él es un poco temperamental.

Son dos décadas de unión. ¿Cuál es su secreto?

Él: El secreto que está por encima de todo es el temor a Dios. Ver a su mujer como la única mujer y a las demás como simplemente almas. Puede ser la Miss Mundo, pero para no traicionarla, véala como un alma.

Habiendo vivido en Argentina y, al comienzo, sin hablar español, algunas historias graciosas deben haber surgido. ¿Recuerdan alguna?

Él: Una vez, le dije a las personas en la iglesia que trajeran al día siguiente una remera porque haríamos una oración especial. Y yo decía “ramera”, que quiere decir prostituta. Realmente, le estaba pidiendo a todos que traigan sus prostitutas en lugar de remeras, todo el mundo se reía y no entendía nada.

¿Y cómo fue haber vivido en Perú? ¿Dónde estuvieron?

Él: Estuvimos un año en aquel país, en Lima y en Trujillo. El país es muy católico y el pueblo es mucho más necesitado que el argentino. Llegaba a la Universal a la mañana y me iba a las 2 de la madrugada, hacía seis reuniones por día. Fue un desafío, porque la situación era muy precaria.

Y fue en Perú que enfrentó un terremoto, ¿cierto? ¿Cómo fue eso?

Él: Sí, fue en el 2006. Estaba leyendo la Biblia y sentí un mareo, era la tierra comenzando a temblar. Vi que todo se movía y me di cuenta de que era un terremoto, las luces se apagaron y solo escuchaba los ruidos. Nos quedamos en la oscuridad y sin medios de comunicación. Cuando volvió la luz, todos estaban muy asustados y la iglesia había sido partida al medio. Hicimos un movimiento para ayudar a los necesitados, pero en realidad, aunque todos estaban necesitados, lo que veíamos era a los menos afectados ayudando más a los necesitados. Juntando toneladas de alimentos, la Universal le dio una fuerza muy grande a las víctimas de esa tragedia. Cuando nos fuimos, la población quedó tan agradecida que recibimos abrazos de todo el mundo.

Perfil de la pareja

Comida preferida

Él: Soy de buen apetito, como de todo

Ella: Strogonoff de pollo

Película

Él: “El Libro de Elí”

Ella: “Una prueba de amor”

Una añoranza

Él: Argentina

Ella: Mi padre

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games