Nada es imposible para el que cree

Nada es imposible para el que cree

Por

Hildegar: “Me había operado de la glándula tiroides, el médico me mandó a hacerme una ecografía de rutina y me aparecieron nódulos. Tenía que ir a ver al cirujano porque me iban a punzar pero gracias a Dios no encontraron nada, habían desaparecido. Tenía tres nódulos del lado derecho y dos del izquierdo, y habían desaparecido.”

Olga: “No me podía ni mover de la cama, me dolía muchísimo la espalda, el nervio ciático y las rodillas. Hace más de un año que sufría con estos dolores, pero gracias a Dios después de la oración no me duele más”.

Lidia: “Hace mucho que estoy perseverando, fui curada del nervio ciático, tenía mucho dolor, hice tratamientos pero no me curaba. Gracias a Dios haciendo la cadena y perseverando, me curé. Sentía un dolor constante, no podía estar parada ni sentada, sólo acostada.

También me curé de problemas en el estómago y en la garganta. Además, me aumentaron el sueldo, estoy renovando las cosas en mi casa y me fui de vacaciones con mis dos hijos”.

 

Participe de los Casos Imposibles todos los sábados a las 15 y 19 en Av. Corrientes 4070.

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games