Mulas: con el tráfico en el cuerpo

Mulas: con el tráfico en el cuerpo

Por

vicios01851
Una niña de 11 años está hospitalizada en la ciudad de Cali, oeste de Colombia, tras ser sometida a una operación para extraerle del estómago 104 cápsulas de droga, informó la Policía, que presume que la menor iba a ser usada como mula.

Según las autoridades, la menor iba a ser enviada a Europa como mula, como se conoce a los traficantes que ingieren la droga en cápsulas, con una carga estimada en unos 500 o 600 gramos.

De acuerdo con la madre de la menor, el padre, con el cual no convive, la había llevado de paseo el fin de semana. Al regresar, la pequeña presentó síntomas de malestar la madrugada siguiente y debió ser llevada a un centro asistencial.

Las mulas son personas que, a cambio de dinero, ingieren cápsulas con estupefacientes y viajan, transportando la droga en su organismo. Cuando llegan a destino se purgan y despiden lo que ingirieron. Muchas han muerto de sobredosis al reventarse una cápsula o han sido detenidas por la Policía cuando empezaron a sentirse mal por tener que retener las cápsulas en su interior.

Una actitud cambió su historia

v-testi01851Mónica Cruces cambió de vida después de sacrificar en el Altar de Dios. “Mi vida fue un infierno. Tenía problemas espirituales y estaba enferma de epilepsia. Me casé, pero fue un fracaso el matrimonio, había infidelidad y peleas. Todo ese sufrimiento me llevó a la marihuana, al alcohol y la noche, eso provocó que perdiera la tenencia de mis dos hijos. Al tiempo me detectaron cáncer de útero, era el fin.

Buscando una salida me acerqué a los espíritus, sin embargo, mi vida empeoró, no me curé. Por el contrario, uno de mis hijos se enfermó de cáncer de piel y el otro comenzó a drogarse.

Conocí la Universal cuando me quedaban seis meses de vida, sacrifiqué en el Altar y Dios me curó del cáncer, de la epilepsia, me liberé de las drogas y mis hijos se sanaron. Después conocí a un hombre de Dios y tuvimos dos hijos a pesar de que los médicos me habían dicho que había una chance en mil de quedar embarazada. También conquistamos nuestra casa y nuestro negocio, ahora somos muy felices gracias a Dios”.

Sea libre de los vicios, domingos a las 15, en Av. Corrientes 4070, Almagro.