Mujeres vulnerables

Mujeres vulnerables

Por

mujeres_vulnerables_00879
La carencia de afectos es el principal motivo por el cual muchas mujeres son engañadas por hombres sin carácter- Ellos tienen la palabra exacta para engañarlas con facilidad. Pero no piense que las más frágiles o las que no tienen mucha educación son las únicas que caen en la trampa. Todas, independientemente de su nivel socioeconómico, pueden convertirse en víctimas. Basta que estén vulnerables, sin dirección, con la cabeza llena de problemas, recién separadas o incluso decepcionadas en el amor.

N, de 40 años de edad, vivió una relación así cuando tenía casi 24 años. Ella había tenido un noviazgo que duró cinco años y se entristeció con el fin de la relación. Entonces conoció a R (ambos nombres fueron cambiados por pedido de la entrevistada).

Encantada con la amabilidad y la docilidad del muchacho, que también era muy bonito físicamente, N terminó enamorándose. Según cuenta ella, las primeras semanas parecían perfectas: “Estábamos siempre en contacto telefónico. Como él nunca tenía dinero, me llamaba con cobro revertido. R no trabajaba, se definía como una víctima de la sociedad, de todo y de todos. Durante los primeros meses comencé a apoyarlo económicamente, estaba ciega y apasionada”.

N llegó a comprarle ropa y a conseguirle un lugar donde vivir cuando a R lo echaron de la casa de sus padres. “Me hacía creer que sufría injusticias, hasta le conseguí trabajo, pero no duró mucho”, comenta. Mientras ella se endeudaba para ayudarlo, él se la pasaba vagueando. “Lo encontré consumiendo drogas en la calle. Luego me enteré que, en realidad, era un adicto hacía mucho tiempo y tenía esa manía de engañar a las personas y aprovecharse de la carencia de mujeres vulnerables, lo que me dejó arrasada, avergonzada y sin rumbo”, cuenta.

En este caso, el compromiso emocional extremo la convirtió en una mujer vulnerable. Aprovechadores hay a montones, por eso hay que estar atentas, no dejarse llevar por cualquier charla, ni obnubilarse con bellas palabras. Busque saber si está en el camino correcto, conozca a la familia del pretendiente, su pasado y su presente. No se quede solamente con lo que él le dice. Si en el proceso encuentra algo que no encaja, no lo dude: ponga un punto final y sea feliz, aunque se quede sola por algún tiempo.

sermujer02-2015