Mujeres controladoras deben aprender a delegar, dice especialista

Mujeres controladoras deben aprender a delegar, dice especialista

Por

Sobrecarga y estrés son algunos de los problemas

Organizar la agenda, pagar las cuentas, limpiar, pero todo a su manera. Las mujeres tienen la tendencia a querer controlar todo, aún más las casadas, que piensan que pueden hacer todo mejor que su esposo. Este hecho perfeccionista – a sus ojos – puede traer consecuencias en sus relaciones, y en la salud mental y física.

Según la psicóloga Marina Vasconcellos, actuar de esta manera hace parte de la naturaleza de la mujer, pero ella debe aprender a delegar. “Debido a que es más detallista y atenta, ella piensa que hace todo mejor que los demás, pero no es así, ella tiene que aprender que cada uno tiene su manera de llegar al resultado”.

A pesar de ser un aprendizaje difícil para quien tiene una naturaleza controladora, la mujer termina por sentir en la piel las consecuencias. “Ella empieza a no darse cuenta de todas las actividades,  se queda estresada y sobrecargada con tantas responsabilidades. En algún momento todo el peso aparece de alguna manera, ya sea en cuerpo, en la mente o lo emocional”, dice Marina.

Para quien convive con alguien así es difícil soportar, porque solamente tendrá dos caminos a seguir. “O va a ceder y dejar que la mujer haga todo lo que quiera, o va a posicionarse y hacer alguna parte. Esta es, sin duda, la mejor actitud de sentido común, ya que la falta de esto puede causar un desequilibrio en la relación”.

Y esta relación no es solamente entre el hombre y la mujer, sino también entre amigos, madres e hijos. En cualquier caso, todo debe tener un límite. “Los padres que invaden el matrimonio de su hijo deben ser controlados, y esta es una situación muy delicada, pero que debe ser conversada, ya que el invasor no percibe que está invadiendo, y si eso no fuese frenado, nunca va a cambiar”, explica la psicóloga.

Para ella, es posible aliviar este hecho controlador, aprendiendo a relajarse. “Por esto, la mujer debe ser consciente de que actúa así, pensar en las consecuencias, aprender a delegar y aun renunciar a algunas cosas, no comprometiéndose con los resultados de los otros. También es importante hacer algún ejercicio para relajarse y liberar el estrés, esto ayuda mucho”.