Mujer de verdad

Mujer de verdad

Por

evoke-AmericanEagleFeaturedImage(1).690x460 ¿Cómo hacer para vender su producto? Las agencias de publicidad de las mayores marcas de cerveza, ropa, auto y de los demás productos responderían: “Ponga a una mujer linda que muestre el producto”. ¿Y cómo hacer a esa mujer tan linda al punto de que todos compren? “¡Photoshop, por supuesto!”

La marca de lencería American Eagle, sin embargo, decidió que no continuaría con esa fórmula. La empresa se cansó se montar catálogos con imágenes modificadas, mostrando mujeres que no son reales, y decidió propagar sus productos con “personas de verdad”.

“Queremos que las mujeres comiencen a aceptar su propia belleza”, reveló la representante de la marca en el programa Tv Good Morning America. “Por eso dejamos aparecer las marcas de belleza del cuerpo…dejamos los rollitos”.

El resultado de ir en contra de todo lo que “queda bien” en las propagandas, sea en la televisión, cine, revistas o outdoors, fue positivo: La marca tuvo un salto impresionante en las ventas. Hoy, aproximadamente un año después de esta iniciativa, la empresa es reconocida en el mundo como la marca de las mujeres reales.

“Queridas muchachas American Eagle, nosotros creemos en el tiempo de cambio. Creemos que es momento de CAER EN LA REALIDAD y PENSAR EN LA REALIDAD. Queremos que todas las muchachas se sientan bien sobre quiénes son y cómo se ven, por dentro y por fuera. Esto significa que NO VAMOS A RETOCAR NUESTRAS MUCHACHAS NI VAMOS A USAR MÁS SUPERMODELOS”- destacan en el sitio de la empresa.

¿Por qué caer en la realidad?

En la actualidad las mujeres se sienten presionadas en seguir un padrón de belleza. Cada época de la historia tuvo sus preferencias y, desde siempre, las personas quieren encajar en esas características. La sociedad actual, sin embargo, bombardea de tal manera a las personas, especialmente a las mujeres, que muchas no aguantan la presión y recurren a estrategias peligrosas para alcanzar la “belleza ideal”. O se sienten mal por no alcanzarla.

Test-goias.690x460La joven Kétima, hoy tiene 22 años y cuenta que, por no estar dentro del padrón impuesto por la sociedad, sufrió durante la adolescencia. “En mi infancia, hice un tratamiento de salud que me hizo engordar y, por causa de eso, comenzaron los complejos y el bullying en la escuela”.

Es de conocimiento general que los estudiantes pueden ser muy crueles en determinadas situaciones. Kétima se sintió tan mal en este periodo de su vida, que el interés en frecuentar aquel ambiente donde no era bien tratada, disminuyó considerablemente. “Comencé a perder las ganas de estudiar y crecí sintiéndome inferior a los demás”.

La disminución de la autoestima de esa época, sumada a otras situaciones familiares y sentimentales, hicieron de la muchacha una persona profundamente triste. “Fue recién cuando conocí al Godllywood que eso cambio”, afirma.

Nunca más

El grupo Godllywood surgió en la Universal justamente para ayudar a mujeres como Kétima. La valorización de las verdaderas cualidades femeninas es la misión del grupo que, actualmente, realiza actividades en diversos países.

La concientización pasa por entender qué es realmente la belleza de la mujer y cómo desarrollarla. La mujer es bella cuando piensa, tiene sentimientos y actitudes de acuerdo con su valor. En cuanto a la estética, es importante cuidarse, pero es la belleza interior que resalta en los ojos e ilumina a la persona.

La consultora de moda Jaqueline Feyh, que también hace parte del grupo Godllywood, afirma: “Quiero que mis clientas y alumnas entiendan que toda tendencia pasa, pero lo que permanece es nuestra esencia… Si soy una mujer que conozco mi valor, que me respeto por encima de las imposiciones de los medios, entonces no voy a usar aquella prenda corta, transparente, o todo lo que la moda lance, solo porque todo el mundo lo está usando”.

¿Usted ya tuvo problemas como estos? Conozca también el grupo Godllywood. Acérquese a la Universal más cercana a usted.