“Moisés y Los Diez Mandamientos”: ¿Qué podemos aprender con Amran?

“Moisés y Los Diez Mandamientos”: ¿Qué podemos aprender con Amran?

Por

amran-10-mandamientos

Marido enamorado, padre amoroso, hombre de carácter, sabio, líder… Los adjetivos son muchos para describir quien es Amran, el hebreo que ha emocionado al público hasta las lágrimas desde su reaparición en la etapa más adulta del personaje, interpretado por el actor Paulo Gorgulho, en la novela “Moisés y los Diez Mandamientos”, de la Red Record.

En la superproducción, que tiene a la Biblia como guión, Amran está casado con Jocabed, una mujer fuerte, que enfrentó muchos desafíos para mantener a su familia unida cuando él estaba exiliado. Ambos son los padres de Moisés – el futuro libertador de Egipto -, María y Aarón – que al lado del hermano enfrentará al faraón. La familia, que claramente tiene a Dios como base, alienta a los demás habitantes a tener una fe inquebrantable como la de ellos.

El dueño de frases relevantes, el personaje ha inspirado a los televidentes a lo largo de la novela. Fe, bondad, honestidad, amor al prójimo y principalmente, la confianza son solo algunas de las muchas lecciones enseñadas.

Vea algunas características que hacen de Amran una persona ejemplar:

Indignación

A pesar de que Amran y su familia ya hayan sufrido severos castigos en las manos de los capataces, él nunca pierde el foco. Sabiendo que su batalla es en el campo espiritual, él se mantiene firme y usa su arma más fuerte: la indignación, expresada, sobre todo en el clamor a Dios. Incluso podría murmurar sobre la situación, pero simplemente ignora sus impulsos y también incentiva a los que están a su alrededor a hacer lo mismo.

Confianza

No hay término medio cuando se habla de confianza. Usted confía o no. Las actitudes de Amran son exactamente así. En uno de los capítulos más emocionantes de la novela, el hebreo fue detenido por los oficiales mientras se reunía en su casa con los vecinos para hacer un clamor de indignación. Aun siendo amenazado, Amran fue indiferente, salió a la calle y clamó a cielo abierto, de la manera más intensa y sincera posible.

Humildad

Aunque no pudo disfrutar de los mismos privilegios que Moisés, cuando era príncipe de Egipto, Amran jamás se sintió superior a los demás hebreos. Nunca trató a nadie con ningún tipo de indiferencia, siempre se mostró humilde y servicial.

Motivación

Encontrar a personas que se preocupan por otras no es fácil. En el enredo, Amran es engañado por Coré, su sobrino, que le da información de los hebreos a los capataces egipcios y siempre tiene ventaja. En la trama, al saber que el sobrino enfrentaba un momento difícil con la esposa y la cuñada, Amran fue hasta su casa e insistió en hablar sobre la importancia del perdón para ambos. Coré se avergonzó delante de su mal comportamiento con el tío. Una gran lección.

Hombre de familia

A lo largo de la novela, el amor entre Jocabed y Amran se llevó los suspiros del público. Ellos son la prueba de que ni siquiera el tiempo puede apagar las llamas de un amor verdadero. La manera y el cuidado con el que Amran cela y bendice también a sus hijos son admirables en cada escena. Como ya probó en los primeros capítulos, él es capaz de todo para honrar la familia.