Miss renuncia a la corona por el marido

Miss renuncia a la corona por el marido

Por

De las dos opciones, usted solo puede elegir una: recibir el mayor premio de su carrera o casarse con la persona que usted ama. ¿Qué haría en esta situación?

Recientemente, la modelo Ana Luísa Castro (foto de al lado) ganó la corona del concurso Miss Mundo Brasil, sin embargo, el reglamento solo permitiría la participación de mujeres solteras. Ana Luísa estaba en un proceso para la legalización de su matrimonio, con el belga Tanguy De Backer.

La organización dijo que la modelo ofendía el reglamento y, por eso, tendría que elegir entre quedarse con el título (separándose del marido) o entregándolo a la segunda elegida. Para la sorpresa de muchos, Ana Luísa renunció al premio.

«Fui clara desde el principio en cuanto a mi matrimonio. De ninguna manera me arrepentí. Yo sé que hice una elección correcta y nunca me arrepentiré de eso. Tengo seguridad de que las oportunidades van y vienen, y la persona que yo amo no se va a ir. No creo que el matrimonio entorpezca ningún tipo de trabajo. Es una regla que no condice con nuestro tiempo», destacó la modelo.

El matrimonio fue instituido por Dios

Cuando Dios creó el matrimonio de Adán y Eva, dejó un mensaje claro de que los seres humanos solo aprenderían a relacionarse con Él si supiesen cómo relacionarse entre sí.

Lo interesante es que cuanto más la humanidad se ha distanciado de Dios, más las relaciones se han mostrado frágiles y temporarias, además de alternativas.

Muchas personas desean la felicidad en la vida sentimental, pero, por no saber cómo lidiar con la relación, terminan sufriendo. A pesar de eso, la alianza entre un hombre y una mujer es una representación de la alianza que debemos tener con Dios.

Para que todo salga bien, es necesario que entre la pareja se desarrolle todos los días el respeto, la confianza, los objetivos en común, el diálogo, la intimidad y el sacrificio (sí, es necesario saber sacrificar las propias voluntades también).

Si usted desea la felicidad en la vida sentimental, no pierda tiempo. Busque ayuda. Participe de la Terapia del Amor, que se realiza todos los jueves a las 20 h, en Av. Corrientes 4070 en Almagro (Buenos Aires, Argentina).