“Mis hijas lloraban al verme tomar alcohol”

“Mis hijas lloraban al verme tomar alcohol”

Por

Claudio estaba seguro que era el momento de construir su futuro. Conoció a su esposa y decidieron tener un hijo. Lo que no imaginó es que se le cerrarían todas las puertas de trabajo.

El tiempo pasaba, pero los problemas no. Ya tenía su segunda hija cuando la salud de su esposa y de ambas hijas estaban afectadas y empeoraban día tras día.

Claudio vivió momentos angustiantes y decisivos, sepa cómo logró salir del pozo en el que había caído.

Si su situación llegó al límite y necesita un auxilio urgente , acérquese este viernes a las 8, 10, 12, 16 y 20 hs. o el domingo a las 9.30 hs. a Av. Corrientes 4070- Almagro o al Cenáculo del Espíritu Santo más inmediato a su hogar. Acceda aquí para encontrar la dirección más próxima.