Mi corazón… ¡Ah, mi corazón!

Mi corazón… ¡Ah, mi corazón!

Por

“Porque del corazón provienen malos pensamientos, homicidios, adulterios, fornicaciones, robos, falsos testimonios y calumnias.” Mateo 15:19