“Mi auto, mi vida”

“Mi auto, mi vida”

Por

Una pregunta directa: ¿cuánto tiempo le dedica a su automóvil y a su familia? Existe aquel que se queda horas y horas puliendo la carrocería del vehículo un fin de semana, pero cuenta cada minuto en un compromiso con su esposa, con los hijos e incluso con los amigos.

No hay nada de malo en disfrutar de los autos. Además, es un hobby muy interesante. Existen muchas cosas buenas involucradas: la experiencia de conducir, el diseño, la historia de un determinado modelo o su fábrica, el funcionamiento, las adaptaciones mecánicas y visuales, los eventos deportivos automovilísticos, la innovación tecnológica, la confraternización entre los aficionados…

Sin embargo, algunas personas exageran. El auto se ha convertido en un símbolo de estatus algo extravagante y eso parece ser más importante que el aspecto práctico. Están los que contraen horribles deudas para adquirir un automóvil que está mucho más allá de sus posibilidades, mientras viven en un lugar que no es nada bueno para su calidad de vida o deja la atención de su salud, de su hogar y de su familia para después – o para nunca.

Incluso hay un gracioso refrán popular: “La mujer, para permanecer bonita, va a la peluquería. El hombre, a la concesionaria.” Sí, existen hombres – y esperamos que no sea su caso – que hacen de sus autos una extensión de ellos mismos. Es como si el vehículo les fuera a prestar lo que ellos no son capaces de lograr solos: virilidad, estatus y respeto.

Vale la pena decir una vez más: no hay nada de malo en que su auto sea bonito, que esté bien cuidado y siempre bien regulado. Lo que hace la diferencia es el lugar que el mismo ocupa en su vida. Un sujeto que le da más importancia al vehículo que a otros aspectos muestra gran parte de su sentido de prioridad – algo que las mujeres realmente interesantes e inteligentes observan mucho. Algunas utilizan ese detalle para ayudar a analizar al que puede ser el hombre de su vida, mientras que otras se contentan con estar en el asiento del pasajero, siendo el auto y su dueño, solo accesorios para el exhibicionismo. ¿Usted es un hombre o una bijouterie sobre cuatro ruedas?

Otro consejo: el auto es una utilidad y puede ser un placer, nunca un arma. Clásica escena: un muchacho se encuentra en un automóvil detenido en un semáforo en rojo, cuando otro llega y se empareja con él. Los motores rugen. “Los pilotos instantáneos” ponen una cara mala o arrogante. Luz verde y los neumáticos cantan, cada conductor queriendo demostrar que es más “macho” que el otro. Todo esto no es solo patético, sino que también peligroso para los dos – y, peor, para los peatones y los demás conductores que no tienen nada que ver con la inmadurez de otras personas.

Esa “pieza” entre el volante y el asiento, llamada “conductor”, sigue siendo lo más importante de todo el auto, no importa el modelo, el año, o el precio… Y no sirve de nada si el automóvil entero es el mejor del mundo si esa “pequeña pieza” no funciona bien.

Disfrute su auto, pero ubíquelo en su debido lugar entre las prioridades de su vida. No es él el que determina cuán hombre usted es.

USTED EN LA DIRECCIÓN

“Dominad” fue lo que el propio Dios le dijo al hombre cuando lo creó. Y Él se refería al mundo (todo esto está escrito en Génesis 1:26-31). Dios no dijo “sea dominado”. Así que, si algo lo controla, incluso aunque usted no se haya dado cuenta, no está siendo hombre en toda la acepción de la palabra.

Por ejemplo: si está obsesionado por el estatus que su auto le proporciona, se ha convertido en un esclavo del vehículo, por pensar que depende de él para ser lo que es. ¿Es correcto que una persona sea dominada por una simple cosa?

¿DÓNDE ESTACIONAR?

Conducir por determinadas ciudades es un tormento, encontrar un lugar para estacionar el auto se volvió otro, sin mencionar lo caro que es, una “puñalada” al bolsillo. La aplicación Let´s Park mapea los estacionamientos más cercanos a través del GPS e informa los horarios de funcionamiento y precios. Usted puede registrar nuevos establecimientos, que se incluirán en la lista después de la evaluación. Disponible para iOS, Android y es gratuito.