“Me sentía un caso perdido”

“Me sentía un caso perdido”

Por

Verónica: “Llegué enferma de cáncer, no tenía fuerzas para nada. Debido a un accidente, sufría vértigo y perdía el equilibrio. Estuve un año en tratamiento, me hacían kinesiología, tomaba medicación, pero pasaba una semana, 10 o 15 días y volvía a lo mismo.

Tenía ataques de pánico, no podía quedarme sola de noche. Pensaba que para mí no había solución, me sentía un caso perdido.

Toda mi vida tuve problemas de vesícula, me dolían los huesos, creía que era por algún tipo de reumatismo deformante. Vivía a analgésicos porque no soportaba el dolor.

El primer sábado que vine a los Casos Imposibles, estaba el Manto. En el transcurso de la reunión empecé a darme cuenta que no me molestaba el cuello. Salí de allí y hasta hoy jamás volví a tener problemas de vértigo, de cuello, ni de ningún otro tipo. Al poco tiempo noté que ya no tenía miedo y no me dolía nada, dejé de tomar pastillas.

Me sané del cáncer y cada área se fue restaurando. Mis hijos tienen trabajo, están prosperados. Gracias a Dios estoy muy bien, para Él no hay imposibles, vale la pena luchar”.

Participe de la reunión de los Casos Imposibles. Sábado a las 7, 9, 15 y 20 h en Av. Corrientes 4070, Almagro.

Si usted quiere comunicarse con nosotros, puede hacerlo llamando al 5252-4070.

La Iglesia Universal del Reino de Dios aclara que todos los conceptos emitidos en este periódico,como en su programación radial y televisiva, en modo alguno deben ser interpretados en desmedro de la medicina, ni de quienes la practican. NO DEJE DE CONSULTAR A SU MÉDICO.

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games