“Me sentía rechazada, me rasgaba el cuerpo para lastimarme”

“Me sentía rechazada, me rasgaba el cuerpo para lastimarme”

Por

El sufrimiento de Alicia comenzó en su infancia a raíz de un abuso, sumado a las peleas constantes de sus padres. Los problemas la llevaron a refugiarse en los vicios: cocaína, alcohol, marihuana y pastillas.

Alicia no encontraba la solución, al contrario, sus problemas se intensificaron cuando las malas amistades la llevaron a la delincuencia.

“Me sentía rechazada, me rasgaba el cuerpo para lastimarme”, cuenta.

Pero cuando llegó a la Iglesia Universal su vida cambió.

Vea el video completo y sepa qué hizo para pasar de una vida de maldición a una vida bendecida.

Participe este domingo en el Templo de la Fe, ubicado en Av. Corrientes 4070, en el barrio de Almagro, a las 09:30 h, o en la Universal más cercana a usted. Haga clic aquí y vea las direcciones.