“Me sentía fea, un desprecio de este mundo”

“Me sentía fea, un desprecio de este mundo”

Por

Baja autoestima y depresión, con esos síntomas Verónica vivió durante mucho tiempo. Además, tenía problemas espirituales, veía cosas y escuchaba ruidos. La angustia la llevó a intentar quitarse la vida, “Me sentía fea, me sentía un desprecio de este mundo”, dijo. Su vida amorosa estaba destruida al igual que la económica.

En este estado Verónica llegó a la Universal un domingo. Fue así como en estas reuniones especiales su vida cambió. Recibió el bautismo en el Espíritu Santo y su interior se transformó. Se casó y hoy es feliz en el amor.

Descubra más sobre la fe y sepa cómo ser verdaderamente feliz. Participe de las reuniones los domingos en la Universal, a las 7 h, 18 h y, principalmente, a las 9:30 h, en el Templo de la Fe, Av. Corrientes 4070, Almagro. Ingrese y vea todas las direcciones del país.