“Me relajaba cuando veía mi sangre derramándose”

“Me relajaba cuando veía mi sangre derramándose”

Por

Mariel Maciel: “Crecí en medio de la violencia. Me refugié en mis amigos, en las adicciones y en las salidas de noche. Tuve una relación, pero él abusó de mí y eso agravó la depresión.

No quería salir y pensaba en la muerte constantemente. Estar deprimida me hundió en los vicios. Me quise quitar la vida, dos veces con pastillas, una estando al borde del techo de un edificio y la otra esperando el tren.

Lo peor fue cuando empecé a lastimarme mientras me bañaba. Me cortaba los brazos, las piernas y los pies. Ver mi sangre derramarse, era algo que me relajaba. Nadie notaba lo que me pasaba.

El miedo a la muerte provocó que me acordara de Dios. Estando en soledad pensaba en consumir más, sin miedo a una sobredosis. Hasta que en un momento dado, sentí que no podía respirar; quedé postrada en cama y en ese instante, pensé que iba a morir.

Perdí un amigo en una persecución, le dispararon a quemarropa. En esa época me acordé de la Universal. Una amiga apareció, me invitó y dijo: ‘Yo creo que vos vas a ser feliz’. Hacía tiempo no escuchaba esa palabra.

Después de unos meses llegó una Campaña de Israel, lo único que quería era paz e hice mi voto en el Altar. Me bauticé en la aguas, me entregué a Dios y recibí el Espíritu Santo.

Hoy no pienso en el suicidio, dejé atrás el odio y nunca más consumí. Me liberé de la depresión y de la soledad. Sé que mi familia me ama, no me siento sola, a donde vaya Dios está”.

Participe este viernes a las 12 h en el Templo de la Fe, Av. Corrientes 4070 – Almagro o en la Universal más cercana a usted. Haga clic aquí y vea las direcciones de la iglesia.

Si usted quiere comunicarse con nosotros, puede hacerlo llamando al (011) 5252-4070.

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games