“Me escondía para llorar”

“Me escondía para llorar”

Por

Valeria Fernández: “Cuando mi papá falleció, no tuve tiempo para hacer el duelo. Ahí comenzó la tristeza y la bronca, murió nuestro sostén. Yo hacía como si no hubiera pasado nada.

Con el tiempo, me enfermé de un mioma, tenía miedo de operarme porque podría morir. Finalmente lo hice, el médico abrió y cerró, era demasiado grande. Recorrí médicos e iglesias, hasta que di con un especialista que me lo sacó y salvó mi útero.

A los dos años quedé embarazada, pero cinco meses después, perdí el líquido amniótico. Estaba triste, debía esperar que el bebé muriera o que mi vida estuviera en riesgo. Finalmente, una infección casi me mata y me lo tuvieron que sacar. Me escondía para llorar, en el trabajo y en mi casa.

Pensé en matarme después de una llamada por las deudas. Pensaba, ‘si me muero se soluciona el problema.

Más adelante, me salieron nódulos y fui a un lugar, supuestamente me liberaron, pero fue peor. Mi marido se quedó sin trabajo, estábamos endeudados y casi nos desalojan.

Mi mamá me llevó a la Universal, llegué un viernes. Me costó, empecé a hacer pruebas con el Altar, mi mamá se curó de cáncer y al mes ya me había curado.

Mi marido tenía un contrato que no le habían pagado y después de un voto con Dios, pudo cobrarlo. Ahora estoy bien. Estoy interesada en las cosas de Dios y busco el Espíritu Santo”.

Participe este viernes a las 12 h en el Templo de la Fe, Av. Corrientes 4070 – Almagro o en la Universal más cercana a usted. Haga clic aquí y vea las direcciones de la iglesia.

Si usted quiere comunicarse con nosotros, puede hacerlo llamando al (011) 5252-4070.

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games