Máximas de Salomón 4

Máximas de Salomón 4

Por

El libro de Proverbios está dedicado a exhortar en todos los sentidos. A través de Salomón, Dios habló y habla también hoy sobre cómo debemos proceder en todo momento. Y, como un Gran Padre, Dios aconseja a sus hijos para que no sufran con actitudes que pueden evitar.

Exhortación paternal

Lo que más le gustaba a Andrés era salir con sus amigos después del trabajo. Él iba toda la semana a aquel barcito de la esquina. Los sábados iba a bailar y volvía el domingo.

Cada fin de semana hacía la misma rutina. Pero un sábado fue diferente. Cuando sus amigos llegaron, la madre de Andrés le pidió que no fuera a la salida que habían preparado. Él la escuchó y le hizo caso. Se despidió de sus amigos y se quedó en casa. Entre los chicos que fueron estaba Luis. Cuando él escuchó a Andrés decir que no iría porque la madre se lo aconsejó, inmediatamente se acordó que su mamá le había aconsejado lo mismo. Sin embargo, Luis insistió. Se enojó y le dijo que iba igual. “¿Además, qué tiene de malo ir a una fiesta?”, se preguntaba. Y su madre no pudo hacer nada.

Horas más tarde, luego de haberse divertido toda la noche, sus amigos regresaron a casa. Era de madrugada y el auto en el que iban fue encerrado por otro de tal manera que no pudieron salir. Tres hombres salieron del otro auto y empezaron a disparar. Los cuatro fueron baleados y murieron. El único que sobrevivió fue Andrés, porque no estaba.

En momentos como este los proverbios de Salomón son como verdaderas máximas. Encajan perfectamente en nuestros días, aunque estén escritos hace más de 2 mil años. Lo curioso es que Salomón siempre da en la misma tecla: escuchar a los padres. Siguiendo esto, los sabios tips de sabiduría nos ayudarán a tener una vida larga y mucho más segura.

Máximas de esta semana

1.- Escuche los consejos de su padre, y preste atención para comprender, porque lo que Dios enseña es bueno, (Proverbios 4:1-2).

2.- Recuerde las palabras de sus padres. Haga lo que ellos dicen y vivirá, (Proverbios 4:3-4).

3.- Busque tener buen juicio y razón, y no olvide los consejos del Padre. No se aparte de ellos. Así usted se estará cuidando. Si ama hacer eso, estará protegido, (Proverbios 4: 5-6).

4.- Tenga placer en buscar la sabiduría, pues ella lo exaltará. Si la acepta, lo honrará, (Proverbios 4:7-8).

5.- Escuche al Padre y acepte sus palabras y los años de su vida se multiplicarán, (Proverbios 4:10).

6.- Si usted es sensato y correcto, no se confundirán sus pasos, (Proverbios 4:11-12).

7.- Guarde en su memoria las instrucciones del Padre y no las suelte, porque esa educación es para su vida, (Proverbios 4:13).

8.- No vaya donde van los malos, no esté donde ellos están; no haga lo que ellos hacen. Evítelos; no se acerque y desvíese de ellos. Porque no pueden dormir si no hacen algo para perjudicar a alguien. Para estas personas, la maldad y la violencia son como el pan y el vino. Pero la luz de aquellos que andan conforme a la razón brilla cada vez más. Los que practican lo que no está bien andan en la oscuridad; cuando caen, ni saben con qué tropezaron, (Proverbios 4:14-19).

9.- Esté atento a las palabras del Padre y también a Sus enseñanzas. No dejen que ellas se aparten. Recuérdelas y guárdelas bien en lo profundo de su corazón, (Proverbios 4:20-21).

10.- De las cosas más importantes, guarde su corazón, porque de él nace la vida. Evite la falsedad y no hable depravaciones, (Proverbios 4:23-24). Cuidado con sus pensamientos; ellos dirigen su vida.

11.- Mire siempre hacia adelante, tenga confianza; no baje su cabeza, (Proverbios 4:25).

12.- Sea cauteloso cuando haga algo; así, todo lo que planea saldrá bien, (Proverbios 4:26).

13.- No se desvíe de su camino y no practique el mal, (Proverbios 4:27).

La próxima semana, más consejos.

El libro de Proverbios está dedicado a exhortar en todos los sentidos. A través de Salomón, Dios habló y habla también hoy sobre cómo debemos proceder en todo momento. Y, como un Gran Padre, Dios aconseja a sus hijos para que no sufran con actitudes que pueden evitar.

Exhortación paternal

Lo que más le gustaba a Andrés era salir con sus amigos después del trabajo. Él iba toda la semana a aquel barcito de la esquina. Los sábados iba a bailar y volvía el domingo.

Cada fin de semana hacía la misma rutina. Pero un sábado fue diferente. Cuando sus amigos llegaron, la madre de Andrés le pidió que no fuera a la salida que habían preparado. Él la escuchó y le hizo caso. Se despidió de sus amigos y se quedó en casa. Entre los chicos que fueron estaba Luis. Cuando él escuchó a Andrés decir que no iría porque la madre se lo aconsejó, inmediatamente se acordó que su mamá le había aconsejado lo mismo. Sin embargo, Luis insistió. Se enojó y le dijo que iba igual. “¿Además, qué tiene de malo ir a una fiesta?”, se preguntaba. Y su madre no pudo hacer nada.

Horas más tarde, luego de haberse divertido toda la noche, sus amigos regresaron a casa. Era de madrugada y el auto en el que iban fue encerrado por otro de tal manera que no pudieron salir. Tres hombres salieron del otro auto y empezaron a disparar. Los cuatro fueron baleados y murieron. El único que sobrevivió fue Andrés, porque no estaba.

En momentos como este los proverbios de Salomón son como verdaderas máximas. Encajan perfectamente en nuestros días, aunque estén escritos hace más de 2 mil años. Lo curioso es que Salomón siempre da en la misma tecla: escuchar a los padres. Siguiendo esto, los sabios tips de sabiduría nos ayudarán a tener una vida larga y mucho más segura.

Máximas de esta semana

1.- Escuche los consejos de su padre, y preste atención para comprender, porque lo que Dios enseña es bueno, (Proverbios 4:1-2).

2.- Recuerde las palabras de sus padres. Haga lo que ellos dicen y vivirá, (Proverbios 4:3-4).

3.- Busque tener buen juicio y razón, y no olvide los consejos del Padre. No se aparte de ellos. Así usted se estará cuidando. Si ama hacer eso, estará protegido, (Proverbios 4: 5-6).

4.- Tenga placer en buscar la sabiduría, pues ella lo exaltará. Si la acepta, lo honrará, (Proverbios 4:7-8).

5.- Escuche al Padre y acepte sus palabras y los años de su vida se multiplicarán, (Proverbios 4:10).

6.- Si usted es sensato y correcto, no se confundirán sus pasos, (Proverbios 4:11-12).

7.- Guarde en su memoria las instrucciones del Padre y no las suelte, porque esa educación es para su vida, (Proverbios 4:13).

8.- No vaya donde van los malos, no esté donde ellos están; no haga lo que ellos hacen. Evítelos; no se acerque y desvíese de ellos. Porque no pueden dormir si no hacen algo para perjudicar a alguien. Para estas personas, la maldad y la violencia son como el pan y el vino. Pero la luz de aquellos que andan conforme a la razón brilla cada vez más. Los que practican lo que no está bien andan en la oscuridad; cuando caen, ni saben con qué tropezaron, (Proverbios 4:14-19).

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games