Máximas de Salomón 26

Máximas de Salomón 26

Por

 1 – Si le responde a una persona insensata, en el mismo nivel, también será un insensato (Proverbios 26:4);

2 – No honre a quien no lo merece, pues estará haciendo lo mismo que alguien que lanza una piedra preciosa en un montón de ruinas (Proverbios 26:8);

3 – Si usted es una persona que siempre vuelve a practicar el mismo error, sepa que es comparable al perro que vuelve a lamer su propio vómito (Proverbios 26:11);

4 – No se considere una persona que sabe todo y que no precisa corrección o reprensión  porque, por increíble que parezca, tiene más posibilidades el insensato que este tipo de personas (Proverbios 26:12);

5 – Algunas características del perezoso: pone dificultad en todo, desiste antes de intentar, siempre tiene una excusa para no enfrentar los problemas, sólo piensa en dormir y no le importa vivir acostado; lo peor de todo, es que encima cree que está en lo correcto. (Proverbios 26:13-16);

6 – No se involucre en algo que no tiene nada que ver con usted. En otras palabras, cuide de no meterse donde no lo llaman, porque  es lo mismo que agarrar a un perrito de las orejas (Proverbios 26:17);

7 – Busque apartarse de los chismes y de las personas que viven protestando por todo, ni siquiera esté en compañía de éstas. Las personas que son así viven en desacuerdo con  todos. (Proverbios 26:20);

8 – Busque tener el Espíritu Santo para tener discernimiento en las cosas. Porque hay personas que elogian a los demás, pero sienten odio; suelen hablar de una manera dulce y con palabras agradables pero, en realidad, sienten enojo en el corazón. A pesar de su apariencia suave, no confíe en esas personas porque aunque lo intenten engañar escondiendo su enojo, su intención malvada va a terminar siendo descubierta (Proverbios 26:23-26;28).

9 – No intente armar trampas contra alguien para que el mal no recaiga sobre usted mismo (Proverbios 26:27).

Basado en el capítulo 26 del libro de Proverbios

 

Notas relacionadas