Mascota de la semana – Ragdoll

Mascota de la semana – Ragdoll

Por

El gato de raza ragdoll suele ser dócil y sumamente compañero. De hecho una de las particularidades del comportamiento de la raza de gato ragdoll es la referida a su sociabilidad. En general es otra de las razas que se menciona como el “perro de los gatos” porque los ejemplares de la raza ragdoll no sólo suelen ser muy afectuosos sino que es frecuente verlos correr a saludar al dueño cuando llega a casa y seguirlo de habitación en habitación.

Historia

Esta raza se originó en California en la década de 1960, a partir de una gata de angora llamada Josephine. Según cuenta la historia la gata fue atropellada por un coche (también se llegó a decir que en el accidente perdió un ojo, aunque sólo son suposiciones) y durante el período en que estuvo lesionada se cuenta que unos estudiantes se hicieron cargo de ella, y ésta llego a domesticarse un poco debido a que vivía en una casa.

Cuando nacieron sus gatitos se dieron cuenta de que eran enormes (demasiado para su corta edad) y muy dóciles y cariñosos. Así que la señorita Ann Baker se dedicó a buscar la raza perfecta criando con los hijitos de Josephine y otras muchas razas, escogidas previamente, para la monta y que así salieran los gatitos perfectos. Otra parte de la historia es que Josephine era una gata persa impura, la cual fue expuesta a la monta con diversas variedades de gatos hasta obtener el Ragdoll actual.

Características

El Ragdoll es un excelente animal doméstico. Posee un carácter sociable y tolerante. Apenas maúlla, sólo emite una voz debilísima. Es sumamente dócil, al tomarlo en brazos suele relajarse completamente, de ahí, el bien merecido nombre de “muñeca de trapo”, traducción literal del inglés Ragdoll.

Otra característica es su voz, que es debilísima, y raramente maúlla, hasta el punto de que es necesario vigilarlo para asegurarse de que no haya ningún problema.

Los gatos de la raza Ragdoll tardan unos tres años en alcanzar por completo el desarrollo físico maduro. Un Ragdoll adulto macho puede pesar entre 5,4 y 9 kilogramos y llegar a medir 90 centímetos de largo, mientras que el peso de la hembra oscila entre los 4,5 y 6,8 kg.

El ragdoll es un gato de pelaje largo o semilargo, con tres variedades de patrón: colorpoint, bicolor, y mitted. Los colorpoint (también conocido como gen siamés) se identifican porque tienen un color diferente al blanco en las extremidades, los bicolor dos colores y los mitted porque tienen barbilla blanca y “guantecitos” blancos.

Los colores del pelaje pueden ser marrón, grisáceo, chocolate, y lila, tanto en la cara como en los pies. También existen con otros colores menos tradicionales como crema, rojizos como una llama y tipo lince.

Su pelaje necesita un cuidado mínimo, y no se enmaraña si se peina regularmente.

Los alimentos frescos y el agua es una necesidad absolutamente indispensable para un ragdoll.  Se recomienda que siempre tengas un recipiente lleno de comida seca para tu gato asi como un recipiente de agua limpia.

Prueba diferentes marcas y sabores de alimentos húmedos, para proporcionar nutrientes adicionales y añadir variedad a la dieta de tu Ragdoll.